24 de diciembre de 2007

¡FELICES FIESTAS!

Lo postuló Borges en su Evangelio apócrifo:



"Felices los felices."





















FELICES FIESTAS.
GRAN AÑO PARA TODOS Y QUE DIOS NOS SIGA GUIANDO Y ACOMPAÑANDO.





Un regalito de mis amigos de Extremoduro, que se aburren cuando no me pueden leer:

http://es.youtube.com/watch?v=HRkJQlknGMU




Tengo en la cocina un libro de poemas (que preparo lanzar el año entrante), pero no diré nada; aparecerá por sorpresa. Al top manta se le responde con el top secret.
Seguiremos peLuCheando (item agregado al cierre en mérito a las confesiones de un catalán decente).

28 de noviembre de 2007

ENHORAMALA



Obra de Lucien Freud.
La belleza es un motivo de indulgencia. L.A.F.





ENHORAMALA.





Enhoramala.
Lucien Freud me ha asesinado.
Ha vuelto a hacerlo,
una vez más,
ha vuelto a hacerlo.
Su martillo ha esculpido mis caídas,
llevándome a la cama moribunda.
Mi amado
petrificó en sus brazos homicidas
el cautiverio de alas perturbadas
en sueños e indignísimos naufragios
de garzas y esqueletos..

Lucien,
tu apellido ya no puede salvarme.
Te apiades, ay de mí,
que yo soy esa.
Traspuse el paraíso
hasta su fondo,
en el espacio inmóvil
de su costado anverso
y fui perdida.
¿Dónde está lo sagrado
del instante fugaz,
fea forma de
la huidiza palabra de la muerte,
bebida en vino áspero
y lentas sedas obstinadas?

Acaso esté detrás
del biombo negro,
quizás, sea el murmullo
del incesto.

27 de noviembre de 2007

¡¡¡MINGA!!!




23 -4-07

¡¡¡ MINGA !!!




Te prometen el moro
el oro, ya sabemos,
es de ellos.
Te muestran la Quimera
y te quitan el caballo alado.

Cada día
los muchachos de la Hacienda
dibujan los pizarrones
de números innumerables,
con números numerosos
de numeralidad.

Y vos los estás viendo,
mientras tus músculos se pudren
con el mal hábito de los trabajos manuales.
No, no estaba en los manuales:
¿cómo vencer la escoria enredada
de esos apellidos con nombre de calle?,
o tal vez,
contrariamente,
con calles de patricios y morenos,
puro apellido, que les sobra,
y no te dejan pasar por la puerta de entrada
no sea cosa que
el hogar se acostumbre
al tufo de los pobres.

Te prometen la libertad
y te venden cápsulas de colores
para ser libre:
Libre y sano.
Libre y flaco.
Libre y bello.
Libre y esclavo.

Te prometen la vida.
¿Y qué te dan?
Minga.
Te dan la primera muerte de tu existencia
en el hormiguero que emerge
del lodo de la Historia.

26 de noviembre de 2007

SEMANA IZQUIERDA.





SEMANA IZQUIERDA.



Amaneció con sueño mi timón izquierdo.
Tendrán que esperarme
siete días
los profanos vestidos,
los íntimos perfumes,
el catálogo de la agencia de viajes.


Esta semana será:
palazo y derrotero por los sindicatos,
escombros, sable y bayoneta.
Sonarse la nariz sin quitarse los mocos.


La vida es esa ambivalencia
donde icono y elemento se confunden
y se expulsan.



Menos mal,
que la llevamos puesta
y bien entrenada.

24 de noviembre de 2007

IRONÍAS DE LA ROSA




Foto tomada del blog:
http://mamanga.blogspot.com

Conspirando contra el Nuevo Orden Mundial
Blog Espejo http://www.mamanga.wordpress.com


Ironías de la rosa.



Teatro de operaciones,
canciones de la inminencia
absurdo lecho de rosas
en un escándalo huérfano,
virginal evocatoria
del arte de la impaciencia.
Lamentaciones mundanas:
guerra y lejos,
¿Dónde queda?
destripadas las hojaldres
en callejones añejos,
de otro guiño de manzanas
escarchadas en cuadrantes
andróginos y procaces,
de un si bemol sostenido
aturdido
en el espejo,
en la espada,
en la escena
escudriñada,
en la esencia
del hollejo
de una vida desconchada
en un callejón desierto.

19 de noviembre de 2007

LA PAELLA



La paella más grande del mundo.






LA PAELLA.


- A Jesús Quinteros. El loco de la colina/El perro verde/Ratones coloraos.



Aunque sea yo una estrella
si me piden que cocine
prepararé una paella
que a toditos alucine.

Primero fríes cebolla,
no sé si habrá paellera,
luego, sin fregar la olla
la sigues de esta manera:

Ajíes verdes, ratones
coloraos y carne blanca,

calamares, mejillones
y un vino de Salamanca.

Al final le echas arroz
con gracia y que no se espese
azafrán, a discreción,
(yo agregaría unas nueces),

salmón, menudos, almejas
y no olvides, lo esencial
deberás ponerle arvejas
y además, pimienta y sal.

Esperemos que se acuerde
de la Chef de su cocina,
don Jesús, el perro verde,
el loco de la colina.




















Los versos originales:


Ají verde, camarones,
langostinos, carne blanca.


Esperemos que se acuerde
de este plato que es tan fino
al paladar, y recuerde:
que cocinó ´ña Folino.

17 de noviembre de 2007

UNA MAÑANA TE LEVANTAS Y COMPRUEBAS


¿Y por qué no te callas?





¿Y por qué no te callas tú?
¡Viva la República!





Golondrina modesta (habita en tierras de América del Sur).
Progne golondrina (especie de golondrina peruana).



Una
mañana te levantas y compruebas
que el techo es un prostíbulo sin fama
con palabras que nunca serán dichas,
con versos que jamás llegan a nada.
Comprobarás que el ogro en los pasillos
inmutable eremita allí te aguarda,
rebusca en el espejo otra arruga,
un cráneo deformado, una guitarra
maciza, corpulenta o enjutada.

Descubres el porqué de las masacres
ante el necio silencio de las tribus
que firman sus convenios con miradas.
Descubres y contrastas viceversa,
que el lingote alimenta sus vituallas,
que el pan que le procura el asesino
al torpe espectador estupefacto
está rancio y se huele con adverbios.

Aunque mientras...
la Progne golondrina,
-limpidez, reverbero, dulcedumbre,
(les mentís porque el mundo a vos te miente)-
más grazna el abejorro y no da abasto.
Rotación de los signos conque Octavio
sin Paz, -porque la paz nos fue violada-,
invertía en banderas los disturbios
de embelecos que quieren ser poesía:
la realidad no ha de ser mascarada.

¿Y por qué un comensal acartonado
me pide que me calle en una cumbre
de hierro, donde solo él y yo estamos
entre fuegos cruzados celestiales;
en luz y sombra de una ruina nada
me infringe humillación bajo urundeles;
me frena con sus credos miserables
de socios que deciden los destinos,
caudillescos, furientes y ejemplares?

Más se da perdonando a quien te ofende,
en lugar de atracar su siesta enferma
con bombas y misiles de mazorca.
Erinas, las tres Furias desafiantes,
de cuando en cuando ganan sus medallas
de latón y apostrofan al tirano,
porque sí, porque Dios sabe qué hace.

Irrecusables muertos nos preceden,
una mañana cuando al levantarte
compruebas con tus pruebas
que la intuición estaba de tu parte.
Te acusarán de vergonzantes rimas
o de híbrido motejo mezcalino;
te dirán que no sirves, que no puedes
(no podés olvidarte de tu casta aborigen);
el barniz de sus ropas los avala,
tienen un cheque en blanco en el imperio,
su opinión es la doxa inmaculada.

¿Lucidez?
¿Quien necesita de estrofas proféticas
si han suscripto que el oro es la esperanza?
No hay condición que no profiera el bardo,
digno jornal, salario del recreo,
y una mañana, al fin, como decía
se devela la noche de los tiempos,
a sabiendas, cinérea y escarpada.

Tu júbilo es la lanza que los roe,
la lengua de punzantes mariposas
que gobiernan su oscuridad ingrata
y en lugar de luchar contra tu clase
-que pobre contra pobre es nuestro sino,
el presagio que auguran los que mandan-,
les dedicas un guiño, una sonrisa
y a la guerra que envíen a sus damas.

Será que somos brujas italianas
o indios mal nacidos, rencorosos,
y no obstante...
el poder se envenena, se entumece y nos paga.

30 de octubre de 2007

DESASTRE DE LA PASIÓN.






“No existe ayer, ni mañana,
nunca es ahora del después,
es que el mundo va al revés,
siempre pierde quien más gana.”


L.A.F.


DESASTRE DE LA PASIÓN.


Las irrupciones violentas
del corazón,
los ardores de su prosa,
sus jugadas maestras,
lastiman, no cicatrizan
y nos ponen en disputa
con el mortal enemigo
del entendimiento.

Camino a los delirios de la estrella
está la verdad,
nula baratija presentida.
Sanguijuela de machitos a contrapelo,
corteses e indiscretos
explicarán motivos doctorales,
causas y consecuencias
de un desierto de sabanas
que descubren el Oasis
como quien descubre un huerto o un mito.

En la sumisión de las arenas movedizas,
intuyo las risas hipnóticas,
los lagartos peregrinos,
el perfume de la soledad.

En su contracara,
hay un amor enjaulado,
un colchón con panqueques de manzana,
y a pocas millas
un gorrión despavorido
hirviendo en caldo de gallinas
su responso y su gloria.

27 de octubre de 2007

EL TORO DE FALARIS -



Soren Kierkegaard.






EL TORO DE FALARIS.






Cuando, por fin te conocí,
(yo ya te amaba)...

el reloj de arena
denegó marcar el viento del desierto;
los dictadores
dejaron de importar
en nuestras vidas veladas
por malas películas;
las castañuelas sonaron
por primera vez
como era menester;
cien fuegos de artificio
dibujaron figuras en el cielo,
en rituales que gastan
cualquier pandereta
y cualquier abanico
de flamantes carnavales.
Oda imprescindible,
un señor con bastón
y sombrero,
tierno hijo de Satán,
indefectible,
aparecía entre roscas,
manipulaciones
y versos de luna llena.
El precinto de sus obstinados tiradores,
amantes del merengue y las Lolitas
por gitano a desgano,
roía la corbata y los calcetines.
Sobre todo,
era un esposo fugaz de peluqueras,
fornicador extravagante de albañiles,
codiciando becarias
como un lobo astuto
que desea las verdes uvas
de las bodegas costeras
y se toma el vino
de la boda
sin pagar el precio del vaso.
Envidiado por los hombres,
arrobado por sus dioses
que no existen,
fabulador veterano de
corsarios frustrados
como abogados perdidos
en selvas de Salgari.
Patrón de la malicia.
Colchonero de albricias.
Nosotros fuimos sus testigos,
¿A dónde de dirigen
sus medias caídas
demoradas por el tiempo?
Las adolescentes corrían a sus brazos,
y él que sí
que sí,
que se deja querer
dando súplicas
para impedir ser atrapado en su sueño
de varón y libre
y joven pero viejo
arcabuz noctámbulo,
escéptico de amores sempiternos.
Estudiante perpetuo
de enredaderas, casinos
y masonerías.
Peregrino y trovador.
Padre y madre de sus hijos,
viudo de sus exmujeres,
novio ausente,
fabricante de maniquíes,
maniqueo obvio
de payasos
con talón de Aquiles.
Aroma la ciudad su manzana
de las Luces.
Frescura marítima
de pescador de red.
Fragante Dolce Gabanna,
Huelen a tinta indeleble
sus codos y rodillas.
Se acuestan con los mares
océanos y ríos,
sus costillas torcidas,
sus banderas redondas.
La pequeña espalda
luce fuerte como pocas,
¡Si Sansón es tan frágil a su lado!
Debajo de su lengua
un caramelo inmoto
taladra cada músculo virginal.
Y pierde el pelo,
pero no las mañas.
Encuentra duelos,
en corridas misteriosas
del toro de Falaris
en Las Rosas del poeta.
Nunca me ha confesado su amor,
su desconsuelo;
jamás un gesto,
siempre una coartada
de seductor
bifurca el sino de la gloria.
Las llaves de la puerta de su casa
quedaron atascadas
en los bares de la esquina,
en copas de cristal,
manchadas de humedad,
diacrónicas en la melancolía
del alcohol de quemar,
como hogueras perdidas.


Ciertamente estarás en el coro
cantando el hallelujah, hallelujah...

25 de octubre de 2007

LA ÚLTIMA CENA.



Beyonce-anoréxica.



La última cena.



Cuando la invité a esa cena ella no quería ir. Al final, aceptó por compromiso.
Empezamos a brindar y mi novia, que esa noche estaba deslumbrante y se parecía más que nunca a Isabel Preysler, se puso cada vez más nerviosa.
Se disculpó ante los invitados de la mesa y caminó muy apurada hacia el baño de damas del restaurante de cuatro tenedores.
Yo sudaba como un chivo, porque ya sabía que tenía esa mala costumbre. Prendí un faso por el filtro y mantuve un frío silencio.
Como no volvía, la mujer del Chino, mi jefe, la fue a buscar.
La encontró desmayada. Entre un charco de coágulos y vómitos, estaba allí con su pelo negro y su piel brillante, como una estatua desfalleciente.
Después de esa noche no la volví a ver.
Espero no cruzármela por la avenida Patricios un día de éstos, porque la vergüenza que me hizo pasar aquella noche es imperdonable.

24 de octubre de 2007

Érase que era un árbol que quería ser linyera...




Un disco de Silvio Rodríguez se titula: "Érase que se era".

Érase que era un árbol que quería ser linyera.
Cuento escrito para el taller de Patricia Cornejo y publicado en internet el 29-05-2003.-




En una helada noche de invierno ocurrió esta extraña historia.
-Pts... oiga, usted... vagabundo. Acérquese.
- Uy, Dio... que mamúa llevo. ¿Me está hablando el árbol?
- Pero si, hombre, venga aquí.
El pobre linyera no podía comprender qué sucedía. Estaba lo suficientemente ebrio como para no poder despertarse de ese sueño que por otra parte parecía tan real.
Se había tirado en un banco del Parque Lezama, abrigado con su cartón de vino y apenas había almorzado el día anterior.
El árbol comenzó a agitar las hojas de manera estrepitosa. El hombre decidió entonces averiguar que le pasaba.
-¡Cómo envidio su vida! Quisiera deambular como usted. Ser libre de ir donde quiera. A eso llamo yo libertad – le susurraba con esos ruidos.
- No se crea, don. Mi vida es miserable. Vagabundear no es tan romántico como la gente piensa. Se pasa hambre, se siente el frío, se vive solo. No puedo caer enfermo porque cuando llega uno a los hospitales lo tratan como a un perro o un inútil. Yo en cambio quisiera echar raíces, tener una familia. Ya es demasiado tarde para regresar. No sabría como hacerlo.
- Le propongo un pacto, compañero.
Luego de cuchichear durante un rato, se quedaron en silencio esperando la hora del crepúsculo.
Cuando nadie los veía se pusieron de acuerdo para comenzar el rito.
El viejo linyera hizo una incisión en el árbol hasta que brotó la espesa sabia de su interior. Comenzó a sorberla con fruición como si fuera el mejor de los licores. Mientras chupaba, se cortó las venas de la mano izquierda y comenzó a desangrarse, hasta caer inconsciente.
Por la mañana siguiente lo encontraron y avisaron a la ambulancia aunque ya era demasiado tarde.
En primavera el único testigo del hecho comenzó a reverdecer. Entre sus hojas creció un capullo blanco con pétalos casi de raso. Después, las hojas empezaron a caer y en lugar de fruto, quedó al descubierto una semilla que parecía un huevo.
Dos chicos que pasaban en bici aseguraron que éste cayó al suelo, rompió su cáscara, y de su interior salió volando una golondrina blanca que cantaba el Ave María como las mujeres de la Iglesia.

23 de octubre de 2007

Un llamado telefónico.





UN LLAMADO TELEFÓNICO.



Hola, señora.
La estoy llamando desde el celular.
Siéntese.

Tengo algo bueno que contarle.
Usted fue absuelta: Libre de culpa y cargo.
Cuarenta y ocho meses de angustia y estupor
esperando el fallo.
¿Vio? ¿Qué le dije?
Hay Justicia. Sí, mi querida, sí.
Algunas vestiduras todavía
se rasgan
y las manipulaciones
son derogadas, por quiebre espiritual
de las mansas multitudes.

¿Me está usted oyendo bien?
Aquí está mi socio.
¿Quiere hablar con él?
Deje, deje.
Ahora no es el momento.

¿Cuándo se enteró que la asesina
era amante del testigo en su contra?
Por favor,
usted tiene premoniciones excepcionales.
Su intuición la salvó de la cárcel.
Si no fuera por el detective que contratamos,
(¿buena inversión, eh?)...

Ah... yo lo recomiendo sin dudarlo
ni un segundo.
Las pruebas al expediente.
Lo que no se escribe, no existe
“o está fuera de la ley”,
como decía el tango Cambalache.
Ay, señora, no llore.

Me contó su hija
que está preocupada por su salud
y que usted está visitando a un psiquiatra
tres veces por semana.
Seguro aprenderá a aceptar lo inevitable.
¿Por qué le sucedió esto?
No lo sé.
El mundo es así. No se amargue.
-45 minutos y que pase el que sigue.
Mire que querer suicidarse por estas
cosas pequeñas.
Todo se arregla
con un puñado de plata en este país.
Usted no fue, mujer.
La declararon inocente.
y yo quería felicitarla
por su coraje.
No se ponga nerviosa.
Apenas cuatro años.
¿Qué son cuatro años en una vida?
¿Cómo que mucho?

Nadie va preso por lo que no hizo.
¿Tenía dudas de que todo saldría bien?
Inocente.
¿Me oyó?
Ahora podrá iniciar juicio
por querellas, falso testimonio
o daños y perjuicios.
En ocho añitos más,
verá que los Tribunales
funcionan
y
hasta la indemnizan,
si tiene suerte.

¿Qué le puedo cobrar yo?
Sabe que la considero una amiga.
Le admiro la garra de enfrentar
a tamaña banda de mafiosos.
Aunque los abogados
tenemos que vivir, también.
Muchos gastos, imagínese.

Siempre
contará conmigo.
Señora, ¿me está escuchando?
¿Por qué no me responde?

No llore, señora.
Por favor, no llore.
Bueno, bueno.
Está bien.
Cuídese que el corazón es traicionero
y le puede dar un nuevo infarto.
La llamo pronto.
Buenas noches.

21 de octubre de 2007

AU AU AU AU AU (DÍA DE LA MADRE).







Au!


Todos los días son el día de la madre.

¿Por qué entonces,
tengo que lavar los platos,
planchar las camisas con apresto,
pasarle la fregona al piso
como manda la ciega propaganda,
mientras ellas,
las putas,
inconscientes,
sin títulos ganados
sin decencia,
comprando sus escaños
a la innoble conjura de perversos,
con sangre entre las palmas,
serán las presidentes del futuro?

En mi fe se depositan
la Religión y Dios,
la ética, la calma.
La cura del postrado,
del viejo, del enfermo.
El porvenir vendrá y está en mis manos.
El esfuerzo de conseguir las metas
nos desvela. Nos ata.
¿Lo estás viendo?
La aridez de la sal de la sabiduría.
nos perturba e incita.

No dejes tus armas de juguete en la sala
aunque bombardeen Irak
y la pantalla del televisor se manche
con locura de ebrios bipolares.

Ordená tu cuarto.
¿Cuándo te lavarás los dientes,
hijo mío,
sin que tenga que arrearte
cada noche?

Total, que perderás los dientes
poco más de cumplidos los cuarenta.
La odontología es cara para ricos,
igual que esas narices que han comprado
en un remate de felicidades.

Todos los días son mi día, y sin embargo
mis días de tu edad están lejanos.

Amarrados al baúl de los recuerdos
los ornatos de la boda,
más distantes auguran
auge, los juegos con Alicia,
ausencias que
aumentaron el número de televidentes de una
audiencia espesa y
auspiciada.
Ausencia de lo
áureo, de lo
áulico. Y
aunque sea un estúpido lamento pido
auxilio,
auditores. Un
auxilio que
ahuyente los
augurios.
Aún soy una
augusta que aquí
aúlla.


Au au au au au …


¡Cómo duelen los años del pasado!
Todo tiempo de ayer nos entristece;
nada pudo evitar que haya tres muertos
- tres pobres policías muertos en los bares,
- tres pobres ladrones muertos en las calles,
- tres pobres prostitutas muertas en albergues,
- tres pobres madres muertas por minuto,

en un día de sol en que la prensa
nos dedicará poemas y canciones
a vos, querido de mi alma,
a vos te estoy gimoteando,
que creés que me complace
el último DVD que está de moda.

A usted,
aunque no lo sepa,
a usted también le hablo.

Au au au au au...

(y sigo hipando)

20 de octubre de 2007

HOKUS POKUS - Sin repetir y sin soplar.




(para ir matando el hambre, pongo una hamburguesa, sale con fritas... el pollo todavía está en el horno)




HOKUS POKUS.




SIN REPETIR Y SIN SOPLAR.

Sin repetir y sin soplar, un viaje,
el mar, la luna, las mitologías,
los almendros, hokus pokus, la guadaña,
el cielo azul, las nubes, los cabellos,

la madre, los amores, el paisaje,
el ciego, la luz mala, la ironía,
el milagro de Dios, Maricastaña,
los espárragos, el aire, en destellos,

los trigales, el marco, los cajones,
las novias, el placer de la indulgencia,
la siesta, el porvenir, los desterrados,
los salvajes, el miedo de perderte.

Dos puntos, guerra y paz, las ambiciones,
el deber, el café, la reverencia,
el tiempo, lo imprevisto, los soldados,
las mujeres, la historia de la Muerte.

la Rosa, el mazapán y los tinteros,
la rueca, el pintoresco contrahecho,
no seas cruel, lo incorrecto, las actrices,
el provecho, la gloria, los rincones,

las sumas, el después, los ceniceros,
la memoria, el camino del deshecho,
los nombres del pecado, cicatrices,
los lugares comunes, las pasiones,

el impulso de vida, el contrafuerte,
las penas o el dolor, los conectores,
los, sin embargo, y, nunca, oiga, o sea,
es decir, los decires, las derrotas,

la lucha, el escozor, en vez, la suerte.
posibles, imposibles, detractores,
las manos, lo moderno, la Odisea,
los juegos de billar, las palabrotas,

La noche con su ánfora de idiomas,
las piedras que han escrito en el pasado,
la sutura, la gracia, los hoteles,
el cuervo, y digo Poe, los melancólicos.

Silencio, los devotos de las bromas,
entre sombras, adioses, el helado,
con peinetas, la miel, los redondeles,
los sitios, donde, el odio, los alcohólicos.

Las aguas del Jordán, los ríos turbios,
el pasto de las horas, la impaciencia,
los rubios cigarrillos, los hilvanes,
la miel, la comezón, los pleitos viejos,

el cuento que transcurre en los suburbios,
los celos del famélico, la ciencia,
los sofistas, los peces y los panes,
la histeria, las esquinas de aparejos,

luciérnagas, las nueces, el gimnoto,
la Biblia, el Otro, puentes, servilletas,
la carne, lo venial, los arrayanes,
la tiniebla, el decoro, los espejos,

la comuna, perdón, la sal eufórica,
el destino, la tierra prometida,
la sed, la red, cid o vid, la Retórica,
la pared, de adalid, la desmentida,

el trabajo, platónicas preguntas,
la idea, el trapecista, los arpones,
la leyenda del seibo, el entreacto,
la mirada perdida, el equilibrio.

Mi última carta, juez, las marabuntas,
la taumaturgia, el pecho, los crespones,
la maldita costilla, cierre el pacto,
la razón, sin razón, el gris ludibrio.

Los besos, la salud, la simetría,
el canto de los gallos, los copones,
oruga, metamorfosis, crisálida,
el viento, los absurdos, la aerofagia.

Marchas, prolegómenos, la alegría,
la lengua de las mariposas, sones,
con manteca, los versos, cara pálida,
el fuego, la tortura, la alta magia,

La lluvia, la agonía, el equipaje,
el terco resplandor, el fraude, el sí,
los contrarios, la opción, lo baladí,
sin repetir y sin soplar, un viaje...

19 de octubre de 2007

FRINÉ Y EL PASO DEL TIEMPO.





FRINÉ EL Y EL PASO DEL TIEMPO.


¿Quién sabría que el futuro era un embozo
de avatares, axiomas y conflictos?,
¿en qué hora del invierno nos devora
por medio de su turba inexcusable?
Nunca es útil cargar por las espaldas
el cielo que bifurca nuestro espectro.
La vida es una dádiva que enciende
sin chistar la ilusión de una presencia
migratoria, ascética, eremita
y el cangrejo sensual llevaba en brazos
a Dionisio con su vid y con su yedra,
y enamora a Friné, que lo conmueve
en su virtud de hetaira complaciente,
prejuzgada por dioses y acusada.
La Eros Afrodita fue absuelta por castigo
a la hermosura.
Detrás de su mirada iba la vieja
estirpe de las carnes truculentas.
Morir, no envejecer, es el mensaje
que venden como insigne sacramento
los óleos de una Iglesia devastada
en el mármol de siglos zaheridos.
No hará falta esperar hasta mañana:
detrás del abanico está la herrumbre.

18 de octubre de 2007

ESTADO TRANSITORIO




Desnudos en el Zócalo.


ESTADO TRANSITORIO.




Todo me parecía transitorio, impreciso
mi cabeza bullía, mi lengua se atoraba
en duelos y anarquías, el lecho acongojaba
codicias por la vida del hombre que me quiso.


Suicidio de los sueños, espacio entrometido,
el temor de los buenos delincuentes invictos,
relámpagos y truenos indomables relictos,
tentativa de genios de silencioso aullido.


Tomé sin cortesías la sombra del cautivo,
difamé las patricias excusas del perdón,
intrépida querida vicié mi corazón
de innobles aguas frías del mar inquisitivo.

16 de octubre de 2007

CETRERÍAS.







CETRERÍAS.



Reconozco haber bajado la guardia,
Me confié,
enmarañé mis sentidos.
Soy un ave rapaz
por aspersión,
pero podrás llamarme tigre o gata.
Pertenezco a la familia de los felinos,
a fin de cuentas,
casi humana.
Cuando no era obligatorio
dejar constancia de fe bautismal
Rasputín me desgarró el alma.
Necesité un boticario.
Encarar las ventanas
mirando al sol,
fue una primera solución al vacío.
Otro lobo estepario
con gloria de taumaturgo
despertaría el más álgido de los instintos.
Mi personalidad es una encrucijada y
estoy diciendo mucho ...
En un foro de cetrería
encontré una habitación muda
para ejemplares adultos,
el hurón hay que usarlo con moderación,
mas no son adultos ejemplares;
cambian su plumaje
en función halconera.
Corto vuelo de los pájaros
en abstracta quietud de laberinto
en las pistas de frontón, con sus techos
de asbesto y Uralita.
Algunos consejos pueden ser útiles
para limpiar los materiales
y que no se encharque
el dolor.
Construye un sumidero
para que evacue.
Es que quiero poner coto de caza por Navidad.
Yo no utilizaré el césped artificial
(que es como de fibra)
ni tampoco cordel grueso
(la típica soga de atocha).
Nunca he necesitado escarpias
ni mantenido gavilanes,
buena opción era alicatarlos.
Escóndete un buen rato
antes del disparo de cerca
y si permaneces en silencio
alguno acabará por salir a comer.

EN LA COCINA.





EN LA COCINA.


Un silencio de muerte en la cocina,
la pava hirvió sin agua para el mate,
un sifón se ha caído de la mesa
al golpe de tu cara sobre el plato.

Viajar era soñar con otros mundos
frondosos más allá de la tormenta,
en años de promesas y de exámenes,
de vejación y alcohol de madrugada.

El simple acto de urdirlo era una fiesta.
De repente la luz
venía a provocarte hasta la náusea
y amabas con la fe de adolescente
las pardas comadrejas del establo.

Una vez te soltaron de las riendas.

Tropezaste un paquete con pastillas
en piernas azarosas y cimbreantes,
un apretón de brazos que traicionan
por miedo, mucho miedo…
y tu cielo creyó que era la Vida.

15 de octubre de 2007

MARÍA DE LA TIERRA



"La estrella come"
"el cielo oblicuo"
"por la tierra avanza una babosa"
y "abandonada a su corazón barbado"

ARTAUD.






"Por la tierra oblicua avanza una babosa:
se estrella con un Ave María,
la estrella como una Ave María,
la estrella come un ave, María...
María de la Tierra...
María que avanza en el cielo barbado
de estrellas oblicuas
luce un corazón de ave babosa.
María sin estrella: Lucia con ave
oblicua y come babosas
en la tierra, descorazonadamente
abandonada por una barba de estrella."

13 de octubre de 2007

LA PAJA EN EL OJO AJENO.




LA PAJA EN EL OJO AJENO.


Cada vez que alguien diga “centeno”
en el futuro,
pensaremos en Salinger.
Cada vez que se escriba “almiar” en unos versos,
evocaremos nuestros campos
estériles.
Cada vez que el subterfugio te nombre
iremos a disparar caracoles de río
como inútiles pedradas.

Los bastiones quedan lejos
¿qué se siente ser tan bueno en las palabras
si nada con ellas podremos construir,
excepto un anillo de descarte?

El camino de los recitadores
de autores respetables
se conforma con listas bien nutridas
de memoria,
cazadores de personajes
fictos y elegantes,
dejan tras la puerta un tendal
de sujetos inconclusos.
Herméticos.
Inescrutables bocetos.

Los dueños de la vanidad
están cerca del Poder y del Abismo.
Nos persiguen con su causa y su locura;
dejan mortecinas consecuencias
con su cloqueo de gallitos de riña.

12 de octubre de 2007

¿Dónde estás?




Moisés en el Monte Sinaí.


¿DÓNDE ESTÁS?

Voy turbulenta y segura
metida en tu cuerpo de chacal,
la atmósfera me besa
efusivamente.
Me derrito igual que una estalactita de la gruta;
esterilizada y prodigiosa.

Por la mañana siguiente,
los ruidos de los vendedores ambulantes
me desvelan
y recupero la confusión
de no saber dónde estás,
si es que estás.

Es un desagradable estado
(como el aliento fétido
después de una fiesta y su resaca).
Con el correr de las horas,
cruzando de calle a calle,
bajo la fría neblina
redescubro al enmascarado
debajo de la capucha luctuosa.

Vuelve un rostro a yacer a mi lado.
Tal vez no sea uno,
sino dos, sino tres,
sino diez...
pero eternamente
uno es el mismo rostro.

¡Qué triste es buscar señales
admonitorias en el tiempo
que nos enfrenten con esa otra cara-cruz
que nos pertenece!
Rechazo la coartada universal,
decía El comandante.

Escribo desde mi desmemoria,
evocando el poema que hace tantos años
recordara un belga en París.

Una idea vaga.
Una agitación reconocible en la distancia.
La misma lluvia
que antaño nos diluviara
bajo las arcas
que guardaban las Tablas de la Ley,
el maná y la vara de Aarón.


¿Hubo amor?
¿Habrá amor?
Ignorando pasados y futuros
el arroyo de la duda.
¡Ah! ¡Ay!
Hay amor
en los desencuentros.

11 de octubre de 2007

MUJER CASCADA.



MUJER CASCADA.

(Canción)



Cuando llegue la noche
a esta definitiva soledad,
una persona extrañará mi acera
imprimirá mi nombre en su remera,
bautizará las calles de la ciudad.


Cuando me llegue el último
suspiro que termine en libertad,
llanto febril entre sus negras sábanas
peinará mis rizos entre sus cábalas
de números, en cascadas de verdad.


Cuando lleguen los vientos
abatidos por tonta falsedad,
los miedos de las grises azucenas,
devorarán la sangre de las venas
inculpando tu enorme terquedad.

10 de octubre de 2007

USTED SE REIRÁ MUCHO, VECINO.



Gustav Klimt.


El faquir un día le preguntó ¿y cómo está la Morena?, y la palabra del experto en mujeres, lo pegó a mi falda de una chica al rojo in red. Alive.
El huracán hizo el resto.




Usted se reirá mucho, vecino,
pero a mi se me hace un nudo en la garganta
ni le cuento, vecino,
a estas horas estará sonando tragicómico
más que dramático,
porque de verdad
que una no sabe que decirle
a la gente que acomete y pregunta
si me falla el comedor;
esa gente pseudo ingente,
que resopla, que se oculta,
que se entristona y tris tece
por tanta soledad,
tanta mentira
de pueblo chico, infierno grande.
Usted se reirá mucho, ya lo sé,
vecino,
porque entiende que no les da el cuero
y agachan la cabeza
y dicen que estoy loca
y que tome la pastillita azul
y patatín patatero.
Estoy segura de que no ha querido
saber esto,
aunque si que habrá ansiado
desternillarse conmigo,
mucho la rima jadeante,
la maja de antes del día después,
la que cantaba en los bares canciones populares
y tabulaba el Universo.
Ay, vecino, si le mostrara las fotos,
ay, si supiera que
cuando se apagaba el ordenador,
una orquesta sinfónica, afónica y esterofónica,
tocaba Brahms y Piazzola,
y yo sola;
no faltaban citas a las citas
del señor de las monsergas
a ciegas de los gallitos
de comisuras babosas,
No me verá por un tiempo,
vecino.
Descréame.

Sipi.
Paparepecepe
quepe mipi fapamapa
llepegópo haspatapa
apaquípi.

Opolépeeeeee, pepe...

Pepé pepé pepé,
pepé pepé pepé...
(con música de murga,
amor en tacitas
y santo y seña rodado en la arena).

9 de octubre de 2007

HAPPY BIRTHDAY, MR. PRESIDENT!!!




John Lennon cumple hoy 9 de Octubre 67 años.





All I want is a word,
just a simple word...
cry my name,
in your place.
A full world,
detailed and dark,
a place near by you,
babe,
in your bed,
in your hands.




Oh yeah!



My good God,
John Johnny.
beautiful boy,
this box´s the best,
(poeta en inglés)
is my heart,
mi diccionario,
is my dad,
dada-ísta and bestiario,
He´s the man I need
in the vestuario,
indeed,
sin escenario.

Give me a land.
I don´t understand.
Please,
Be my "cheeeeeese".
Come back, soon!
To the Moon.
in full bloom.
"clitoriiiiis".



My fingers miss you,
Lennon Love.
Johnny, dear pretty boy.

8 de octubre de 2007

COMANDANTE GUEVARA DE LA VIDA





La foto más famosa del Che Guevara, que dio la vuelta al mundo.


En el aniversario de la muerte del Che.



(Soneto subido al blog: http://benditapoesia.blogspot.com de la autora de este blog)




Comandante Guevara de la vida,
un apóstol en noches en cubatas,
asesino que mueres y no matas,
entre bares sin casas de comida.


La nostalgia que ciernes en la huida
del lecho azul de niñas mojigatas,
te compensan los odios y bravatas
de enemigos que añoran tu partida.


¿Te armarás con valor de esbirros varios?
¿Volverás a Calle Melancolía,
renegando blasones temerarios?


¿Perderás luz en la monotonía
de vaivenes que son como rosarios
de una cuenta sin misa ni homilía?

7 de octubre de 2007

JINETES MALTRECHOS.



Alberto Durero, Apocalipsis (gracias a mónica por recomendarme esta obra).



Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis (1887; Museo de la Religión y el Ateísmo, San Petersburgo, Rusia) el pintor ruso Víktor Mijáilovich Vasnetsov representó una de las más conocidas escenas bíblicas referidas al final de los tiempos, que es recogida en el libro del Apocalipsis.


ENREDADA EN SU LECHO DE ALGAS.



Enredada en su lecho de algas,
cubierta por el mar
como en naufragio,
va descubriendo
melodías de la vida.
Oye sonar tras las rejas de sus horas
el tacón en la escalera y los adioses.
Jinetes maltrechos cabalgan
desde el absurdo,
se enquistan en formas de broches,
igual que trofeos
pegados a las extrañas solapas
de las chaquetas de los vagabundos.
Lecciones morales que huelen a riesgo,
estipendios perdidos en las aguas ocres,
mareas infecundas de pechos tullidos,
corazones turbios
sin luz de los pobres.
Países de ensueño por el vano mundo
conquistan embozos,
que vuelven a rodar las canchas
de los infelices.
Dolores de antaño,
sensaciones rotas
y un trágico y mudo
hedor del destino.

6 de octubre de 2007

MELANCOLÍA AJEDRECÍSTICA.





Tamara de Lempicka. nacida Maria Górska,pintora nacida en Varsovia, Polonia en 1898 (en Moscú, Rusia, en 1900 según otros biógrafos). Destacó por la belleza de sus retratos femeninos, de pleno estilo art decó. Murió en 1980 en México- Cuernavaca. Por expreso pedido sus cenizas fueron arrojadas en el cráter de Popocatepetl.



MELANCOLÍA AJEDRECÍSTICA



Era extraña,
deliraba que tú eras vos.
Usted de ilimitadas
movidas
en blanco y negro.

Porque es difícil hablar
sin comprenderse,
era ausente;
la más presente
de cada irreal momento,
sin poblar los escondrijos,
con enroques de dama-torre.

Soy contigo.
Voy conmigo
a los escaques de tu alma.
Soy porque no doy
con tu olor
en la grasienta
ciudad contaminada.
Peón por alfil
voy perdiendo los estribos.

Estoy, nunca pero estoy
cuando andás fuera de mí,
improvisando,
parafraseando
un jaque al Rey.

Estás para que yo más no sea
Yo y sin tu embargo,
tampoco.
Mas...Nevermore
aquí cerquita de los caprichos.
Reina tuya.

¿Por qué te tendría que querer?,
¿para que llegues ningún verano
a posarte en la rama
del árbol de la vida?

No me gusta
el maullido de los gatos en celo
ni esas torpes golondrinas que no volverán,
por extensión,
por impresión de testigo
ad infinitum.

5 de octubre de 2007

MIS OÍDOS.






Salvador Dalí.
Mujer en la ventana.


MIS OÍDOS.



I-
Mis oídos
se preservan
cuando
escucho las sirenas
que silban en la noche.

He cerrado las ventanas,
las cortinas
no reflejan la luz del plenilunio.

Los cobardes silencios
están preñados
en la dulce espera.

Los paréntesis
se han hecho acústica,
para cumplirlos.

¿A quien molesta mi canto?

Nadie gana en los contrarios,
Todos perdemos en la contingencia.

Hay quien elige cambiar sus geografías
hacia un paisaje execrable.



II-


Date prisa,
incógnita.
pero no me llames ahora,
duda añeja,
tortuosa e imperfecta,
que estoy perdida,
más perdida de lo que soy
y he sido capaz de ser;
más tenue
en la blanda pesadilla
de la chiquita que soñaba
con descubrir la teoría
de los universos infinitos,
en sus ojos de cordero,
y mientras tanto.
lo único que bosquejaba,
y dibujaba en los márgenes
(de lo anodino encantado)
eran esos caracoles,
espiralados,
en batallas patentes,
de tinta azul
o sangre de calamares,
de arrozales, generales,
liminares, nunca males,
elementales penares
de arrabales;
y valientes,
que resultan inconscientes
ejercicios no lineales
de los ripios más urgentes,
de los versos más fatales.

4 de octubre de 2007

PAISAJE RIACHUELO





PAISAJE RIACHUELO.





Paisaje riachuelo, pretendí escribir versos
en estos universos de burdo desconsuelo
robarle los pronombres, a zorzales y mirlos,
-sólo pude medirlos, en jaulas de los hombres-


eterna tiranía, de libertades rotas
paisaje de Barracas, urracas en derrota,
en mala compañía, las miserias de un duelo
angosto y olvidable, parásito del miedo.


Inútilmente busco, la tarde inexplicable,
para hurgar entre redes mariposas en cable,
que anuncian el verano, confusas en tevé.


Mirasoles en sueños, girando la cabeza.
Si apago la pantalla, no veo más belleza
que un murmullo süave, que llegó y se fue.

3 de octubre de 2007

AMANTES



Egon Leo Adolf Schiele (1890-1918)







Obra de Jerome-thumb.



AMANTES.




Se demoró en la orilla de su amante
al ritmo de los alerces
mecidos por el vendaval interno
de un vino dulce.

Intensamente la auscultó en su pecho.
La cubrió de un rumor sin comentarios,
acariciando el aura con sus yemas,
el cielo entre las manos.

La plegaria
inscripta en una piel,
fue su refugio,
satisfecha y saciada su vehemencia
bromeó,
juzgó a las olas,
se deshizo en diagonal al sol,
entre las sábanas;
su voz era el templete del consuelo.

Fue en el día anterior a que olvidara
el nombre de la flor de la lujuria.


(el mismo amor, la misma lluvia...)

2 de octubre de 2007

LA MISERIA DE LO FALSO.



Pintura atribuida falsamente a Picasso.
(La obra no es juzgada por su calidad artística sino por apócrifa).






LA MISERIA DE LO FALSO.


Nuestra Virgen María, la intensidad de ausencias, María de la Tierra, Lucía lucía en ensoñaciones.
(de vez en cuando escuchas aquella voz canta la negra Sosa).

Aquella voz. Esa voz.

Pero esa voz es falsa moneda.

No existe el artilugio como no existe ella. No existe más nuestra infancia, donde dejamos la pobreza estructural rodeada de libros de Tolstoi, María María, la guerra y la paz, extraña coincidencia la nuestra de readers digest y Anas Kareninas.

Muchas personas hallan corriente y fatal la falsficación de la moneda.

Igual de vulgar e inexorable encontramos la imitación de las vidas sin identidades: El mundo paralelo de los que transitan por un heterónimo.

Y ocurre, de vez en cuando, que nos sentimos vaciados por el espectro. Como si el anónimo personaje quisiera ser nosotros mismos, nuestra palabra perfumando con aire el nuevo día. No los desechos que se asientan en la mente al desdoblarse y vernos desde fuera. Nuestra voz corregida por el foniatra de los pájaros. Una palabra de palabras, que pasa en limpio el borrador de nuestras intenciones, afectos y desperfectos. Una lupa que aumenta el signo. Una signatura como asignatura pendiente o dependiente.

El portento es este, para algunos incautos que subliman y tildan de agradable el estereotipo. Porque cuando uno quiere desgajar (desgarrar, desnudar, desvelar) el desfiladero, advierte sin ir demasiado lejos de su calle que no hay voz sin eco, ni eco sin arquetipo.

Sonámbulos y desprevenidos vamos pactando tristes rutinas para descubrir falsificaciones en nuestras imágenes oníricas.

¿Y qué se nos presenta con el análisis de tales agostos?

Que teníamos falsos billetes en nuestros bolsillos mágicos y que es hora de irlos devolviendo al legítimo dueño: El portador de los detritus de la confianza ciega.

He aquí la verdadera miseria. Nuestra orfandad en una caja de supermercado. La vergüenza de sentir que no somos creídos por no haber sido creados, por carecer de nombre y apellido. Por ser un simulacro de pensamientos, más o menos afilados, heridos por el trueno de la esencia perturbadora de nuestro mutismo.

1 de octubre de 2007

UNA CANCIÓN REPUBLICANA.





Revista Jueves, España.
Felipe, su primera hija y doña Sofía.













UNA CANCIÓN REPUBLICANA.





Torrente gris de aguas contaminadas,
inútil destino de conjurados,
impalas, cangrejos de mares azules,
envueltos en sucias cortinas de tules,
bailando al voleo, van siempre invitados
a las tristes fiestas de armas espantadas.

Si el verbus te enfada,
si alguna gema iracunda lograra
que se nos confunda
con Manu Chao o Secada,
rasgaré las horquillas
de alcohólicos renales,
los versos en anales
y el seso entre ladillas...

Se pasa los días gimiendo,
hipando, retozando, urdiendo,
negociando, envejeciendo,
trastocando y malvendiendo
cual fantasma embustero y vanidoso,
mezcla de payaso/ estafador/ cartero,
el mañoso príncipe sin monedero,
enmentolado daiquiri enchufón
del aguacero.

Vaya al futuro Rey, el empellón,
musicado de indianos hechiceros,
socavando las grutas, tocadores,
confunden solomillo con jamón.


Si el verbus te enfada,
si alguna gema iracunda lograra
que se nos confunda
con Manu Chao o Secada,
rasgaré de boquillas
de alcohólicos renales,
los versos en anales
y el seso entre ladillas.











Todos somos iguales ante la Ley.
¡¡¡Viva la República!!!
¡¡¡No a las monarquías de sangre o de hermandad mafiosa absolutas o relativas!!!

NO A LAS GUERRAS.

29 de septiembre de 2007

PERSEO Y ANDRÓMEDA.




"Perseo y Andrómeda" por Giorgio Vasari (Arezzo, 30 de julio de 1511 - Florencia, 27 de junio de 1574); arquitecto, pintor y escritor italiano.


Pintura (1570).
Imagen cortesía de Planet Art.



PERSEO Y ANDRÓMEDA.


(A Roberto Rafael Mercado Cárdenas)



Torpezas
de cabos sueltos
nos atan al peñasco
de los monstruos brunos.

Somos la cara y seca
de la mitológica Creación.
El aire y las aguas.
La tierra y el deseo.
Un vecchio luppo di mare
rescata a su Andrómeda
atada al palo adverso.
Envidiosas las Nereidas,
aúllan para convidar
al Pegaso alado
en la aurora boreal
y occipital.

Los enamorados navegantes
no se rinden ante el simulacro.

Las apariencias engañan
siempre que quieran engañar.
Porque casi,
casi nunca es nunca
y nunca es casi siempre jamás,
jamás es siempre,
y siempre es casi también
nunca y jamás.

¿Tirar monedas al aire es suicida?

De cualquier forma,
igual han de morir.
Lo confirmamos
desde nuestras inmortalidades
de instante absoluto y perfecto.

Todo suicidio es una desinfección
del óbito de los carceleros.

ENDEJUGANDO RIMAS SENCILLAS PARA EL CAJÓN DE LAS MARAVILLAS.



TORO DE OSBORNE.
(bajo proceso fotográfico).


I-

Para salir al toro.




Querido Pepe Cantor,
pastor de estos matorrales,
letrado entre los milanos,
actor, sastre, picador,
delfín de los manantiales,
alabado tordo azor,
esqueleto, gran hermano,
pasión de ciertos milagros,
difunto de Santa Ana,
maturrango cual un gato
con bufanda de felina,
sabiduría de pato,
Confucio como en la China
y Peruano en la Argentina:
Zapatero a tus zapatos.
Por esa Luly Cabrera,
todavía en la carrera,
a quien violó un cirujano
cuando se quedó dormida,
abusando de sus dotes
de muchacha bien servida,
por el lado del escote
tendrás pena capital,
provinciana y de suburbios,
de Palermo y Rosedal.
Harás negocios muy turbios
con esos ángeles rubios
pero siempre en la escalera
te aguardará la Morena
con corola de rubíes,
flor de seibo y macarena
de tus goces sefardíes
de judías de alacena,
de alubias y nuez entera,
de castañas calentitas,
de almendras espinetitas,
para clavarte el cuchillo,
con regusto de membrillo,
clave de sol y madera,
por apropiarte de íes,
de adelfas y de escarolas,
de pantuflas, de pianolas
y de las mieses enteras.

27 de septiembre de 2007

POR EJEMPLO, LA PALABRA HIMNO




El beso. René Magritte. Uno de los máximos exponentes del Realismo mágico.





Desnudo76-
(tomado de blogger- no encuentro al autor de esta obra).




POR EJEMPLO, LA PALABRA HIMNO.



Por ejemplo,
la palabra himno
desvanecida en grumos
al contorno de tu cuerpo.
No es igual
la verdad que la mentira.
La mentira acaba
en guerras,
miseria y traición.
Dirás que la verdad
no tiene importancia
que hay que deleitarse
con los placeres
de esta pobre vida
solitaria,
amor,
pero
¿cómo gozar con la injusticia
que pesa sobre los* nosotros
por la gélida infamia coronada?
La mentira no va con mi piel.
Tu torpe y homérica presencia
real va con mi piel.
Conspiremos
rasgando sílabas
como destellos.
Ni palabras ni cánticos
ni odas.














Artículo suprimido en la revista El Gallardo.

26 de septiembre de 2007

FRAGMENTOS DEL CORAZÓN AGRIETADO.






Fragmentos del corazón agrietado.



No hay
que llegar
demasiado
tarde
para ser el último.
Para ser
el primero
en la ciudad esquiva
basta serenarse
antes y después.



Quise
florecer
como dios
en tus noches.
Ni siquiera
fueron días.
¿Son instantes?
dolor sibilino,
amor de caléndula
herida,
ingenuidad
en el noviciado,
exagerando roces,
extenuación,
odios mortales,
aburrimiento,
maldiciones,
angustia.
Soledad
que se comparte,
soledad
que se tolera,
soledad
que se entrega
y se derrite
al despropósito
de seguir siendo
solos en la multitud.



No existe
más pasado
que este mensaje
que lego
a los ojos
de tu alma
desde
el pálpito y la extrañeza
para alojarse
en tu incertidumbre
huraña.
Ni tampoco creas
que hay
futuro en él.



Seguí los consejos
que alguna vez
te diera la luna
infructuosamente:
Enamorarse es pecado mortal.


Quienquiera
que seas
dondequiera
que estés... estás gravísimo,
indiano.
No puedo ayudarte más.
[Ni vos a mí]


¿Será nueva tu historia?
No sigas
carcomiendo
los recuerdos
de pocas imágenes
y tantas
palabras goteadas,
chorreadas.
en la hendidura
de una plaza caracol.
Dejémoslas
macerar
como frutas
en vino tinto.
Mejorarán su calidad
y no nos darán
deseos de vomitar
en las fiestas
de fin de año.



No resbales,
de nuevo.
Una locura digna
de mentes afiebradas
como [nu]bes
de verano
quema
la siesta.
Caprichos
del gallo madrugador.



Yo te comprendo
(a veces)
y trato de perdonarte
(perdonarme)
(a veces)
los arrebatos,
pero se hace
tan difícil.
Las humillaciones
no tienen
vuelta atrás.
Lo mismo
que el silencio
autista.



De lo único
de lo cual no se regresa
(lo dije antes
de cometer ese delito)
es de la molicie
del ridículo,
y de la turbiedad
de la muerte.

25 de septiembre de 2007

JOSÉ ANDRÉS Y EL CHUPETÓMETRO DE BALÁ.



José Andrés (a los 21) en Cuba.


Con su nuevo chupete en la boca (el cigarrito que le venden por la tele //el habano de la playa).




Carlos Balá.
¿Qué gusto tiene la sal?
Saladooooooooooooooooooo.


JOSÉ ANDRÉS Y EL CHUPETÓMETRO DE BALÁ.



José Andrés tendría, no sé, la edad en que se debe dejar el chupete.
Mascaba la pelota de goma del suyo, el celeste, abultada por el mal uso y no aceptaba reemplazos.
Las madres aunque leamos a Marcuse o a Freud hacemos cualquier cosa por los hijos.
Por entonces, en uno de los únicos cuatro canales de aire, había un programa de nuestro Carlitos Balá.
En esa época, mi intelectualidad juraba que la televisión no debería invadir el delicado espíritu de mi hijo en formación.
Yo quería que se alimentara con lo más escogido de la música, los documentales, el arte del planeta, le compraba juguetes didácticos y hacía lo imposible por no contaminar su almita en mis manos, para evitarle a él traumas y a mí futuras culpas.
Sin embargo, pesaba el tiempo de crecer y el chupete seguía en la boca de mi Jose imperturbable.
Por casualidad, vi una vez entre la tanda de publicidad de un canal, el chupetómetro de Balá. Iea ea pe pé.
Los chicos tiran aquí los chupetes y empiezan a ser grandes, nos confiaba con palabras más o menos del tenor.
Durante un par de semanas me dediqué a encender el televisor puntual en el horario, tratando de acercar a mi hijo a verlo. José que ya hablaba bastante bien para sus añitos, lo miraba y guardaba silencio con el caucho, en lamentable estado, en la boca.
No parecía tener sentimiento alguno respecto del tema del chupete. No se entusiasmaba ni se aburría. Solo miraba y callaba.
Un día, sumamente preocupada por cosas banales que con que las madres vamos perdiendo la calma del hogar, escucho que Bala lo mismo que todas las tardes invita:
-Buenos, niños. Llegó la hora de dejar los chupetes. Vamos a tirarlos.
Me dirigí a mi hijo, con tremor y sin mostrar fastidio:
- Mi amorito, ¿no querés darme el chupete para que se lo lleve a Balá y lo tire?
La respuesta llegó indubitada, firme y madura, mirándome a los ojos y fue la siguiente:
- Sí mamá. Ya soy grande.
En esa vuelta aprendí que los Reyes Magos existen. No somos los padres. Se venden por televisión y muchas veces traen regalos increíbles.
Me pregunto veinte años después, sin chistar, convicta del poder unidimensional y educativo de los medios, si no podría don Carlitos inventar un “Revolverómetro” para que tanto chico adulto empiece a echar a la basura sus armas de fuego y empiece a ser grande de una buena vez.

24 de septiembre de 2007

ESPERPÉNTICOS DOSCIENTOS.



Salvador Dalí.
Carne de gallina rinoceróntica.

(La idea de poetizar desnudos a propósito de cuadros famosos surge de la propuesta del blog de Marcelo Moreno: Antilógicas, como muchas de las pinturas aquí presentadas -todas ellos masterpieces de la plástica).


ESPERPÉNTICO DOSCIENTOS.





Me caen muy simpáticos
los héroes homeopáticos,
supermanes patéticos,
de insondables destrezas
atléticos,
versátiles de proezas
bursátiles,
de damas sin corteza,
cortesanos lunáticos,
estéticos,
estáticos.
Me-nos cavan
espetan fondos
lúbricos,
macondos,
de rúbrica
y titánicos,
volcánicos,
Nos.Vos quejan bosques
telúricos,
maniáticos,
mesiánicos,
mediáticos,
Consumen barbitúricos,
sin rumas y sin barbies,
multiplicando babies,
que no parecen ladies,
son
lúdicos.
Idénticos,
auténticos,
impúdicos.
roedores de rarezas.
malevos de certezas
esperpénticos,
resuelvan
absuelvan
devuelvan
la riqueza,
la Venus es la espesa,
esposa del eunuco
de ángeles de estuco,
que gritan truco,
retruco
y vale cuatro
con flores del teatro.
Con carne de gallina
le bajo la cortina.
Mi Dios, qué disciplina:
Salvador de bellezas,
cenicientas
atentas
sacan cuentas.
Nobleza obliga
Obliga a la nobleza.
¿qué quieres que te diga?
¿Será la Con-dolcezza
quien corta la cabeza?












Hoy se cumplen doscientas entradas al blog.

23 de septiembre de 2007

HOMENAJE A GIRONDO. -Versión libre de Buenas noches, lechuza.









HOMENAJE A OLIVERIO GIRONDO.

VERSIÓN LIBRE.


DE "Buenas noches, lechuza" de Oliverio Girondo.




Buenas noches, lechuzo...

Me aroma ese perfume de tus ásperas manos,
Y las hierbas lejanas de arrítmicas nostalgias.

Pero algo te debo:
innegable,
certero,
a la vista
citado y recitado.

Ahhh... Lechuzo, lechuzo.

¡Si estuvieras conmigo!
Si mi carta llegara a rozarte la sombra.

Faltás aquí,
en los pechos,
en los pies,
en guitarras...

¡Por favor!
No te rías, lechucino del alma,
de esta canción invitadora inquieta e imitada.

No, por burla,
lo juro.
Se te quiere, en las entrañas.

Se nos agrietan las penas,
se desdibujan las calmas,
con tu presencia ausente.
-Nada de nada es todo-, dijiste...

Dijiste y te nos fuiste. Quedó Nada.

Pretendiendo... los días lluviosos,
con asfixia de modas no dictadas,
con hambre de poetas,
con nombre de Oliverio,
que evocan la Pasión de los Olivos,
en los huertos cansados.

Trae tu recuerdo...
el almibarado Sol de los campos Elíseos,
de Eliseo Subiela, del corazón su lado oscuro.
De la Luna en la masmédula.
De tus náuseas de Sartre, y tu Peste de Camus,
entre ardores de camas.

Girondo, tan hondo, y de giros cubistas,
y dadaístas, como buen compatriota,
argentinizando el mundo,
rompiendo tradiciones en lengua castellana.


No perdimos tus risas.
Vero, Girondo,
nos quitaste la hechicería
de tu magia abundosa.
En verbos nos quemaste
contando tus dolientes pasiones.

Los aprendices de brujos,
audaces en versos de tranvías...
Deshechos sin las flores...
Quedamos en Pampa y la Vía.

Ahora...
En las escobas
de viejas y matronas,
que ocultan calendarios
retomaremos vuelo de novicias
rebeldes,

tendremos el consuelo
al ver cuando regresen
convertidas en lechuzas despiertas,
tus monjas del deleite.