17 de mayo de 2007

LA DIATRIBA (soneto)


LA DIATRIBA.


Nunca sabrás por qué, el misterioso
amor carnal que la razón esquiva
y te brinda, a la vez, pasión y gozo,
termina por volverse una diatriba.

Dolor de circunstancias en reposo,
arde impar y en su cielo nos motiva
al cortejo casual con el esposo
arrasando a su paso, con quien viva.

Nunca sabrás por qué, la vida entera
escuece en esa rara golosina.
El fósforo que inflama la madera

incendia el corazón cuando adivina
que el hombre por amor se desespera
y encuentra soledad en cada esquina.

4 comentarios:

Mariano H. Corujo dijo...

No se por qué me da la sensación
este soneto ya lo he leído
quizá sea algo sin ton ni són
un dejá vu, de momento, perdido

Más sea como sea esta cuestión
no importa, sea tuyo sea mío,
no le des agua a esta opinión
de blogger q de lejos ha venido

No comprendo la foto del payaso
a mi entender fuera de lugar
es para este árbol un hachazo

un hoguera sin leño en su lar
triste acuarela sin su sedazo
bote en la seca, lejos de su mar

Permiiiso

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Seguro que lo leíste, porque ya lo publiqué hace tiempo en la red.
El deja vu es borgiano, sin lugar a discusión.

El soneto de mariano corujo está bien para un aprendiz.

(hay demasiados hiatos y eso lo torna poco musical)



Lo de Permiiiiso me recuerda a Bloguetia, ¿no?

Mariano H. Corujo dijo...

jajajajaj que son los hiatos?

No se quién es bloguetia, lo de permiiso es de motu propio hijo de que soy un tipo comedido y educado.-

Anónimo dijo...

me encantan los sonetos... tiene mas?