11 de mayo de 2007

LA SUICIDA





Fotos: // De espaldas//Autopsia de Paris Hilton- escultura de Daniel Edwards.

Con un epígrafe de Alejandra: 
                                                      "Y yo sola con mis voces
                                                       y tú tanto estás del otro lado
                                                       que te confundo conmigo"



"La soledad nuevamente encontrada apenas encerrados en nuestra cápsula roja nos es dulce e inquietante a la vez. Sabe, pálido lector, que cada vez que uno se abstiene verdaderamente de morir, resulta de eso un verdadero  nacimiento, tanto más precario y doloroso en cuanto  se emerge de las tinieblas sin otra madre que uno mismo, sin otra contracción que una voluntad que no siempre se alcanza a comprender muy bien.
Durante largo tiempo la mente se acordará de los días en que no lograba mantener contacto ni con el cuerpo ni con el exterior, y la vida entera, sin esa otra mirada, parece mucho más frágil que el cuerpo que la contiene. Uno se sorprende a sí mismo avanzando al tanteo en un mundo, sin embargo, lleno de luz, volver poco a poco de nuevo a las gentes, como si pudiera quebrarse al menor contacto, mientras que en sí mismo se siente que los fragmentos rotos no han vuelto a recuperar enteramente su lugar."
JULIO CORTÁZAR.



LA  SUICIDA.

Mírate asquerosa cobarde.
Recuperaste  de la subsistencia
el perdido color de viejos pasos
que antes se escabullían de tu piel
con el ritmo constante
de los acordes de un teclado
con furtivo encrespamiento.
Vomitarás sobre el embriagador
desdén de esquivos girasoles
y de cabelleras lustrosas
que coronan ninfas inveteradas.
Escapaste al infierno,
para entrar en él.
A él.

Víctima de perpetua paradoja
yo misma te condeno.
Los labios apretados
serán el signo de tu esclavitud
que tiritará de frío,
impávida e insensata en los tizones
de los terremotos
que exprimen las entrañas
para escupir lava y fuego.

Te olvidarás de mí,
de la melancolía estruendosa
de quienes  perdimos los sueños
entre mariposas blancas
imaginadas por el cerebro descontento
cuando  la pasión  no lo abrasa.
Adjudicada a tu cuerpo y alma
serás de todos para ser
siempre sola y de nadie.
Los apellidos mundanos te esperan;
los sonidos te consuelan a medias:
las rimas dejan de ser signos  macabros
para chillar soberanas entre tus medusas
híbridas y efímeras.

Estaré, a pesar de todo,
estaré
acechando los ecos
de tu océano cada vez
que la noche esté llegando.
No te avisaré la próxima ronda
ni te daré tregua.
Te obligaré a tomar la navaja decisiva.
sepultando  tu miedo secular y nutrido
por la tierra madre.
Vendré a ahorcarte con mis palabras.
Te azotaré entre los secretos
y avatares del demonio.
La vida que ganaste es eventual.
Nonata. Imperfecta.
Pasajera de un tren que descarrila
en cada alcázar.
Tu  carne de mujer será débil,
cederás a mi reclamo.
Y yo,  serpiente ebria
mecida en la cuna
por tu propia mano creadora,
te recordaré las mansas horas
en que estuviste conmigo
fuera de las coordenadas
del tiempo y el espacio.

















5 comentarios:

Martín Campos Paz dijo...

Pobre chica esa Paris, Lucía. No ves que tuvo la desgracia de nacer multimillonaria?. Hacé de cuenta que es una lisiada y vas a ver que no la detestás tanto.
En realidad si es una chica limitada. No sabe lo que cuesta vivir, que te aumenten los precios del super, que tu hijo llore porque tiene los pañales sucios...
Yo les tengo compasión.
Ah, muy buen escrito.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

¿Yo la detesto?
Que bah... solamente usé su foto.
Ni siquiera sé quien es.
Siempre escribo muy bien. Algún día lo haré "ferfecto".

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

En realidad, es heredera de los Hoteles Hilton pero no sé por qué es tan famosa, excepto que cuenten sus sus escándalos.

La estatua.

La obra muestra a Paris Hilton tumbada, desnuda, con las piernas abiertas y con su chihuahua Tinkerbell sobre ella. Ambos llevan en la cabeza una tiara, tipo princesa.

El objetivo es concienciar a los jóvenes de los efectos del alcohol.

La escultura es obra de Daniel Edwards, un artista neoyorquino que ya saltó a los medios de comunicación por representar a Britney Spears dando a luz a gatas.

Es la obra central de una campaña pública contra el alcohol en la conducción.

Martín Campos P. dijo...

Comenté ayer pero no entró.
Te decía que solo vas a escribir perfecto cuando estés MUERTA.
Acá abajo estamos en continuo proceso de perfeccionamiento.
Igual me gusta la actitud de superación constante, es más intensa la vida así.
Él contador de entradas es real? Se ve que te leen mucho en España, más que acá.
Sos una diva internacional, ja ja ja.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Mi estimado Martín (Campos Paz suena a nombre de cementerio, espero que no te moleste):

Te diré.
Por supuesto que nadie es profeta en su tierra, y menos que menos, en Argentina. Aquí pasaría inadvertido hasta el Dante si uno se descuida, porque no sale en la tele.

¿Las visitas del contador son reales?
También me lo pregunto.
316 entradas en apenas un día y de 8 países diferentes me parece excesivo. O será que sí soy una diva internacional que dejó de ser "la morena de las coplas".