6 de junio de 2007

EL DESAFÍO ERA LA MANZANA VERDE.


EL DESAFÌO ERA LA MANZANA.



El desafío era la manzana verde
que la constancia perpleja
jamás soñó.


No importa si un rumor áspero
rodea las olas
cuando el espíritu reflexiona
sobre los motivos del renacimiento
entre las quejas métricas.


¿Tendría fe?
La pregunta como llave
que lo ingresaba a un nuevo perfil
de simultaneidades,
como el vino denso
de una persistente borrachera.
¿Tendría fe?

2 comentarios:

Vill dijo...

¿Tendría fe?
Y si, porque la otra opción es la nada y apostar a la nada es un poco triste, desesperanzador y te quita la energía.

Yo que vos, probaría. A mi no me fué tan mal.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

El poema no habla de mí y es de los que menos me gusta.

¿Por qué lo subí?
No sé. Por una cuestiòn de fe, supongo.