13 de junio de 2007

EL OMBLIGO DE LA TARÁNTULA.



La obra es Nude Sitting in an Armchair de 1926.
Henri Matisse (1869-1954).




EL OMBLIGO DE LA TARÁNTULA.



“En su zócalo escribiría injurias
Y el nombre de mi peor enemigo.”
Robert Desnos.



Con pómulos sudantes,
con pechos alcalinos,
la viuda del amor
esparce sus contornos al amante.
Discípula de Desnos
ante Eros,
hija astral de la tiniebla perfumada,
su cuerpo redundante
de mujer tarántula
aguarda en las estrellas su equinoccio.
“knocking on heaven’s door”
preñando luces su ombligo cimbalista
y en sus piernas maduras
los años que aún quedan por gozar
se espantan.
La picadura de la araña
del veneno melancólico
que solo evanescerse puede
al esfuerzo agitado
de una prosopopeya imaginaria,
accidentalmente,
la prejuzga, la empeña y la oriflama.



Sabina imitando a Matisse en su libro Garagatos

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Dos palabras para definir ese poema: pretencioso y aburrido.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Niño bien, pretencioso y aburrido,
que tenés la intención de figurar...

Anónimo dijo...

No se dice "que tenés la intención de figurar", se dice "que tenés berretín de figuar", hay que repasar un poco señorita maestra. Y hay que aprender a usar los paréntesis, que en el comentario del blog de Moreno, en Clarín, están mal utilizados.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

ahhh sí uso y abuso de los paréntesis, las comas y los nomeacuerdo.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

es que yo conozco otra versión de los tangos; la que me invento.