5 de junio de 2007

PIQUETEROS.




PIQUETEROS.



El piquete se fortaleció en un cuadro
del Cáucaso o del ocaso, acaso.
He venido a vencer al indigno,
he alterado las reglas del fracaso.
No blasfemo si reclamo mis derechos,
mis torcidos, mis inclinados huesos.
Abundan los oropeles en el cementerio.

Felices matrimonios fuman Marlboro
y van jugando su vida a las apuestas de caballos
para perder, siempre perder,
(a la luz de un mundo propio,
que no supieron inventar)
hilvanes desdichados, en hilachas,
orgánicos anorgásmicos a los postres,
vinos en odres podridas,
atardeceres más rotos que excluidos
y parcelas con influencias de radionovela,
en los alambicados destinos de los polizontes
de aquel barco japonés que robaba peces
de los mares argentinos.

2 comentarios:

Esteban dijo...

Usted es toda una poetiza. Respecto a la frase de que que existen "personas buenas, personas y malditos bolcheviques", quién fue su lanzaautor? Gracias.

Esteban dijo...

Digo, porque la conocía pero, en vez de bolcheviques, con fachos. Ahí hay un ladrón suelto.