5 de julio de 2007

DOS SONETOS.
























Contra la arrogancia de los copiones (Tiziano (Despierta y con perro) y el Giorgione (dama ensoñecida, sin título), dos sonetos de amor:



I -


Siento, a veces, en otras biografías
que encuentro por mi senda en este instante
del paisaje, de repente constante,
tu voz que hechiza penas y alegrías.

Tu bella voz madruga rebeldías,
me deja hecha un ovillo suspirante,
olvidada de mí, perpetua amante,
añorando el candor, las picardías.

Presiento, también, tu húmedo perfil
recubierto de arrugas bien amadas,
miradas que iluminan un candil,

caricias que devuelven doblegadas
esperanzas, que añoran un Octubre
ábrego, como el viento que lo encubre.


II-


Esta es, mi amor, la dulce letanía,
falena audaz de Ovidio albur suntuoso,
como si el sol de tu brisa en reposo
pudiera ceder a mi pecho un día

vivacidad. De esta tristeza mía
su cabizbaja anémona destrozo
y niego con mi canto doloroso
orar pro nobis: vil epifanía.

Porque seré tu epígono felibre,
crepuscular oruga trovadora
del cielo azul de un péndulo ferino,

casto remedo de un corazón libre,
ciega esclusa, remanso de la aurora,
vergel de la otra orilla del camino.






5 comentarios:

Anónimo dijo...

Porque seré tu epígono felibre,
crepuscular oruga trovadora
del cielo azul de un péndulo ferino,

casto remedo de un corazón libre,
la ciega esclusa, tendida hacia tu vera,
vergel de la otra orilla del camino.

Pero, por Dios, Lucilita Grifolina, como escribe Vd. estas cosas... No ve que se las va a copiar Góngora aunque ya no pueda.

Porque seré tu epígono felibre,
crepuscular oruga trovadora
del cielo azul de un péndulo ferino,

No sé qué quiere decir pero no hace falta. Suena por sí solo.


casto remedo de un corazón libre,
la ciega esclusa, tendida hacia tu vera,
vergel de la otra orilla del camino.

Veamos: el verso 'la ciega esclusa, tendida hacia tu vera' presenta tres problemas:
1)le sobra una sílaba (quedaría mejor: 'ciega exclusa, etc...)
2) No rima con su verso correspondiente del terceto anterior, el bellísimo 'crepuscular oruga trovadora'.
3) La expresión 'tu vera', además de coloquial, está anticuada. Y da un aire folclórico que no merece este buen soneto. Hay que corregir este verso.

Por último, 'vergel de la otra orilla del camino' es un gran verso y un gran final.
Quedo gratamente sorprendido. Hay facultades.
Que la Luna ilumine el cénit de tus noches, Lucía Folino.

Grifo

Vill Gates dijo...

"orar pro nobis: venal epifanía."
Me parece que es "ora pro nobis"
Salvo que haya sido una licencia poética de la licenciada, no licenciosa, en Derecho.
Saludos.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

ahhh, qué placer.
Estos son los comentarios que adoro.


Empiezo por vill (atento como siempre).


orar por nobis: es una licencia, en efecto.

debemos orar por nosotros (y no pedirle a Dios que lo haga).

¿es correcto eso Grifo o debo corregirlo para que se entienda mejor?

Respecto de la sílaba "la", se deslizó un error gravísimo de la métrica. Ya está corregido.

"tendida hacia tu vera" no suena coloquial, casi nadie dice eso, en Argentina, al menos.


Veamos:

epígono.

(Del gr. ἐπίγονος, nacido después).


1. m. Hombre que sigue las huellas de otro, especialmente el que sigue una escuela o un estilo de una generación anterior.

(en este caso Góngora, como bien ha dicho el maestro).


felibre.

(Del prov. felibre).


1. m. Poeta provenzal moderno


Aquí hay casi una contradicción. Es intencional. Significa que inventaré un estilo nuevo siguiendo a los maestros provenzales (mezcla rara de museta y de Mimí).


péndulo:
péndulo, la.

(Del lat. pendŭlus, pendiente).


1. adj. ant. Que pende, pendiente.

2. m. Péndola del reloj.

3. m. Mec. Cuerpo grave que puede oscilar suspendido de un punto por un hilo o varilla.




ferino.

ferino, na.

(Del lat. ferīnus).


1. adj. Perteneciente o relativo a la fiera.

2. adj. Que tiene sus propiedades.


No encuentro dificultad comprensiva en este verso: ser la oruga trovadora del cielo de (en sentido de para un) una oscilante fiera (dicho en sentido inverso).




Sè que la consonancia tiene que darse entre última vocal y última sílaba para ser legítima, pero ¿puedo decir que me gustó violar la regla?


En todo caso ora y era no son tan disonantes como parecen.



Lu.

Seguiremos trabajando para pulir, limpiar y dar esplendor. Como no.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Busquemos otras opciones para el verso:

"ciega esclusa, tendida hacia tu vera"


ciega esclusa, remanso de la aurora.


(descanso//contento//testigo// Cupido//... de la aurora).


Estoy decidiendo.

5 de julio de 2007 22:51

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Aprovecho a corregir el verso:

orar pro nobis: vil epifanía, por la mísma razón métrica que "la ciega esclusa..."

Utilizo la palabra "vil" por venal, en homenaje a "gates", naturalmente.