4 de julio de 2007

LOS NÚMEROS IMAGINARIOS Y LA VENUS DE MILO






LOS NÚMEROS IMAGINARIOS Y LA VENUS DE MILO.


Si el Universo fuera finito, nunca hallaríamos en el real mundo, la raíz cuadrada de menos uno. Porque menos por menos es más, y uno es solo uno, y siempre una, menos escultural que la Venus helena. Entonces la demarcación ficticia del ser sea (de ser y parecer) probablemente inexplicable, sin fin ni confín y sin espacio en el tiempo, donde las horas se escurren aguachentas en el escalpelo amarillo.

Decir que uno es uno sería igual a pretender que si viajamos al pretérito pasado imperfecto, superando la velocidad de la luz, llegaríamos al futuro anterior de Lucía, donde nuestros números imaginarios hubieren habitado (si mal no recuerdo el subjuntivo), con la comodidad de un asceta feliz de haber apedreado con el temple su visión de artista.

Nos recibiría Venus de Miloca, ciertamente, amputada por abrazar lo indebido, y falta envido.
Jamás, ni siquiera o no quiera de sus jamases, un escultor de un cuadro argentino imaginario y sin tino, se atrevería a reconstruirla, porque si lo hiciera, sería eyectado directamente al trono de un presente indicativo y continuo, de la primera conjugación de números irresueltos en libros de Aritmétrica Polimodal y mitología de la y griega i la tina o bañera infinitesimal.


Venus de Milo, por Spilimbergo.


5 comentarios:

Vill Gates dijo...

Leer esto fué un viaje en montaña rusa, las conjugaciones, el subjuntivo.
No sabía que se podía uno marear con un escrito.
Guau.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

le agregué una falta envido.
Pensé en asociarlo a Julio de Vido, pero ese apellido no es literario, mejor ignorarlo.

Miau.

BELMAR dijo...

LA VEJEZ DE NARCISO



Me miro en el espejo y no veo mi rostro.
He desaparecido: el espejo es mi rostro.
Me he desaparecido;
porque de tanto verme en este espejo roto
he perdido el sentido de mi rostro
o, de tanto contarlo, se me ha vuelto infinito
o la nada que en él, como en todas las cosas,
se ocultaba, lo oculta,
la nada que está en todo como el sol en la noche
y soy mi propia ausencia frente a un espejo roto.



Enrique Lihn




(Desde "Palimpsesto")

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Muy buena la prosa de Lihn, un poeta políticamente incorrecto.

Gracias.

Maga dijo...

beg your pardon?

: )