1 de julio de 2007

RECORDANDO A LILLITH.




Lillith de Collier





Vouet- Simón.




A Lillith


Fuiste diosa sumaria y paradójica,
adánica mujer del Paraíso,
¿cuántos horrores te brindó quien no te quiso?
¿qué perlas negras lloró tu vulva sin flores?
Una virginal poetisa
independientemente de los yugos
que marcan las rutinas,
tienes los veinte nombres de Eva
en las retinas,
y marcas el paso audaz e incomparable.
Reina de Sheeba en la Kabbalah elocuente
mordaz, mendaz, impaciente en sinsabores,
mítica hija de un dios terráqueo y forastero,
que bebiendo los vientos y tormentas,
vas matando el amor que te alimenta,
huracanando grises en mudos subterráneos,
de letras arábigas,
el dolor de los dolores.

7 comentarios:

vill_gates dijo...

No hay poesía que, de una o otra manera, no haga alusión a la mitología griega. Es una referencia necesaria, creo.
Siempre he leído fragmentos de ella, pero nada sistemático.

Lucía acá va mi pedido ¿sabés de algún buen libro que pueda conseguir del tema? Los que venden de ocasión en la Av. Corrientes son muy esquemáticos y pobres.
Te agradezco desde ya.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

jajajajaja


Eso hay que preguntárse a Dolina, creo.


En internet hay suficiente información iniciática sobre mitos griegos, egipcios, leyendas americanas, kabbalah, teorías religiosas y filosóficas, para una lectura entretenida y enciclopédica durante diez años.

Si te interesa profundizar, entonces tendrías que seguir el camino que propongan los autores académicos.

No sé a qué libros de Corrientes te referís como pobres y esquemáticos. Algunos son verdaderas joyas.



pd: muchas de mis poesías no hacen alusión a mitos griegos sino a circunstancias bien actuales, ocurre que cuando uno escribe, como en esta serie propuesta por Moreno en su blog de clarin.com, sendos poemas sobre cuadros clásicos es inevitable recurrir a aquellos.

vill_gates dijo...

Me refería a esos de oferta que son ediciones de rezago publicados con algún diario.

Las circunstancias actuales ya las habían pensado los griegos...

Leí por ahí que los grandes conflictos humanos fueron planteados por ellos hace más de 2.000 años...

Pero claro, ellos no tenían celular!

Ja Ja Ja,

Gracias Lucía.
Si no hubiera gente como vos... pero si hay!!!

Heliodoro. dijo...

Tu poema Lillith es muy parecido a una canción de un cantautor "Pedro Guerra". No hablo de la letra en sí, pero sí de la intención, de la temática de fondo.
Pedro Guerra es uno de los mejores cantautores actuales de España.
Esa canción que te digo está en su trabajo: "Hijas de Eva" Un disco que a pesar de sentir mucha admiración por ese cantautor no me gustó demasiado.
En fin, consigue esa canción y mira los paralelismos.
Un abrazo cordial. Sigo insistiendo en hablar contigo via messenger bien por gmail bien por msn.

Un beso suave.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Este poema lo publiqué en el foro de un cantautor español, con alguna leve modificación, hace años, heliodoro.

No me extrañaría pensar que la SONY BMG ha alentado a Guerra, quien también compartió letras con el amigo poeta del cantante aludido: Ängel González para uno de sus discos.
Es todo la misma mafia de la música.

Si tenés la letra subila.
No pienso molestarme en leer a mis imitadores.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Copiado de La ramita de Colibrí Lillith
"Sé tú mismo sin avergonzarte jamás de tus debilidades, ni de tus limitaciones, ni de tu origen, ni de tus capacidades.

Sé transparente compartiendo con los demás tu yo profundo, tu rostro interior, tu vida genuina.

Transparentar es ser lo más plenamente posible uno mismo ante la mirada del otro, sin máscaras." (El Club de los Poetas Muertos)




Lillith y Samael no tardaron en recibir las noticias del Paraíso, de la nueva hembra, tontaina, dócil e insegura, que acompañaba a Adán en su tranquila vida junto a Dios. Por una desconocida e inexplicable razón, tanto Lillith como Samael se compadecían de aquellos seres, que vivían como bestias, ignorantes y felices. Y así, por pena, por ternura, por fraternidad, por no saben aún qué misteriosa razón, quisieron compartir con ellos sus conocimientos, todo lo que habían aprendido fuera de la tierra sagrada.

Gracias a su experiencia en el mundo de la magia, de la hechicería, de la naturaleza, de la sabiduría en general, consiguieron crear un árbol, un precioso y formidable árbol cuyos frutos contendrían lo que Adán y Eva les faltaba: dudas para cuestionarse las cosas.

Nació y creció en una sola noche el tan esperado árbol, hermoso, sano y fuerte: el árbol de la ciencia. Y Lillith, en forma de serpiente, despertó al día siguiente enroscada en las ramas del árbol, esperando, paciente y esperanzada. Al fin apareció Eva, la pequeña Eva, con su rostro inocente y sus suaves curvas de mujer virginal. Lillith mostró el tentador fruto del árbol a Eva: la manzana. Se la ofreció, se la regaló, pero Eva se negaba tozudamente.

Al final, por oratoria, por tentación, por encanto, Eva acabó convencida y cogió temerosa e insegura una de las manzanas que colgaba espléndida del manzano. La observó luminosa, radiante. Tenía un aspecto sano y rico. Y la probó. La probó y su cara expresaba todo el jugo y el sabor del fruto recorriéndole el cuerpo. Aquella delicia que su boca tenía el placer de probar parecía mucho más rica, seguramente, por ser la fruta prohibida. Eva sonrió a Lillith por haberla convencido para probar la fruta, y Lillith se sintió victoriosa. Ya había cumplido con su deber, y había mostrado el camino hacia las dudas, la curiosidad, la ciencia, la luz, la sabiduría.

Cuando Lillith, abandonando su forma de serpiente, de tentación, se dispuso a dar media vuelta para volver, sintió un terrible trueno que ensordeció todo el Jardín. De repente el cielo se apagó y las nubes lo cubrieron. Un relámpago llamó la atención de Lillith. Dios estaba enfadado, ofendido, molesto, rabioso. Iluminó a Lillith con un solo rayo y le dictó su sentencia. Ella temblaba y sus piernas a penas la podían aguantar. Se sentó en el suelo llorando, escondiendo la cabeza, sintiéndose totalmente impotente y frágil, rota. Otra vez deseaba huir, correr, escapar. Su corazón pudo más que su mente y su fuerza creció escapándose por un pequeño hueco de esperanza. Sin poder aguantarlo más soltó un fuerte chillido de desahogo y otra vez le volvieron a surgir las alas… negras. Ella se asustó al contemplar el oscuro color pero no por eso decidió ceder a la petición de Dios. Intentó escaparse, y voló lejos, hacia arriba hacia arriba, flotando.

Mientras las lágrimas se desvanecían temblorosas en el aire sentía que el corazón cada vez le pesaba más y más, y quería dibujar una sonrisa en su cara como la última vez, pero su cuerpo y su alma habían perdido la fuerza. En un ataque furioso del Todopoderoso la figura de Lillith se fusionó con la nada hasta quedar desvanecida.


Lillith fue ahogada en la oscuridad. La luna sería su madre y su espíritu no sería más que una sombra. Sólo aparecería en la penumbra, discreta, como una ilusión, como un sueño, en las silenciosas noches de luna nueva. Es en esas noches cuando solamente se siente su presencia y puede agradecer el no haber muerto del todo. Todas las estrellas brillan en su máxima pureza y así la gran hija de la noche se siente acompañada. Es la esencia de las tinieblas, el corazón de la noche. Le gusta contemplar el silencio, y respirarlo, porque es lo único que le queda.

Su amante Samael se hundió tanto en su desamparo, en su miseria, que su cuerpo cada vez se sentía más debilitado. Al volver a sentir de cerca su amada por las noches, se fue adentrando hacia ese mundo oscuro y siniestro. Toda su vida era la noche y todo su mundo era Lillith… Las lágrimas y la rabia de Samael resonaban por todas partes, hasta tal punto que todo el mundo empezó a temerle, y circularon falsas leyendas, que aún duran, sobre la maldad de aquel ser, corren tantas leyendas como nombres atribuidos a su persona: le llamaron Satanás, Diablo, Mefistófeles, Lucifer, por traer la luz… Y todo el mundo temblaba y tiembla aún ahora cuando oye llegar al Príncipe de las Tinieblas, aullando como un lobo solitario, desamparado, culpable por haber compartido con Lillith su sabiduría, sus conocimientos, y con el corazón roto por haberla amado tanto.


Sobre la historia de Lilith:

Y aquí termina "MI leyenda de Lillith" :) Tal y como os dije, ésta es mi versión de dicha leyenda. Conocí esta historia a través de un manga, Neon Genesis Evangelion, en el que nombraban a Lilith como primera mujer del mundo. Busqué más información y, efectivamente, existen rumores de que circuló una primera Lilith por una Biblia perdida durante la Edad Media. Aún ahora, en la Biblia que tengáis por casa, podréis ver como al principio se dice algo así como "Y Dios creó al hombre y la mujer, hombre y mujer los creó para que se amaran", más adelante, podréis ver como dice "Y como Adán se sentía solo entre las bestias, el Señor creó una compañera para Adán qeu salió de su costilla, 'Se llamará varona, porque sale del varón'". Hay, claramente, un buen cacho recortado.

Muchas versiones hay sobre el porqué Lilith abandonó el Paraíso: porque era malvada y fue expulsada, porque no quería dar un hijo a Adán, porque se sentía más inteligente que él... La más curiosa es la que dice que Lilith no estaba dispuesta a hacer el amor recostada, ya que le resultaba ofensivo. Esta versión sigue explicando cómo Lilith abandona el Paraíso para dirigirse al Mar Rojo en el que hay herejes que hacen el amor dejando a la chica encima, acción que se consideraba de bruja, hechicera, o ser malvado en general.

La parte de la serpiente y la manzana también la comparten la mayoría de las leyendas: Lilith era la rebeldía, la tentación, la serpiente. Al final, en todas las versiones que conozco, Lilith termina siendo un ser más del Infierno, cruel, malvado, oscuro... incluso Vampiresa en algunas ocasiones. Por eso a tantas góticas les gusta ponerse ese nombre.

Hay otras partes de la historia que me las he sacado de la manga o las he modificado, porque me gustan mas así, porque yo las veo y las siento así, y cuando doy a conocer la historia me gusta mostrar la fuerza, la sabiduría, la bondad, la dignidad, la libertad y el corazón de Lillith :)
posted by Colibrí Lillith @ 1:56 PM

9 Comments:
At 9/28/2005, Txiqui said…

En el Génesis hay referencias a Adam, Eva y Lillith. Adán y Eva son personajes conocidos como el primer hombre y la primera mujer respectivamente; el tercer elemento, Lillith, es quizá desconocido por la mayoría de los mortales.
Se dice que al principio Dios creó a Adán y a Lillith por igual, hechos de la misma materia. Lillith no quiso someterse a Adán, por ello se marchó del Paraíso. Adán necesitaba una compañera y fue encontes cuándo Dios, a partir de la costilla de su vástago creó a Eva.
El hecho de que el episodio de Lillith no aparezca en la Bíblia cristiana se debe a la censura impuesta durante la Edad Media.


At 9/28/2005, Txiqui said…

Como un ángel cruel

¡Oye, muchacho! conviértete en leyenda.

Ahora el viento azul.

Aunque toque las puertas de tu corazón.

Sólo a mí simplemente me contemplas.

Tú que sonríes.

Asunto que apenas toca.

Por apasionarte al pedir una cosa.

Ni siquiera sabes todavía tu destino.

Con tu tierna mirada.

Pero algún día te darás cuenta.

Del otro lado.

Para mostrar el futuro tan lejano.

Por supuesto que hay alas.

La tesis de un ángel cruel.

Ya pronto volará desde la ventana.

Con un sentimiento ardiente y enfermo.

Si traicionas el sentimiento.

Abraza este cielo y resplandece.

¡Oye, muchacho! conviértete en leyenda.

Desde siempre duerme.

En la cuna de mi amor.

Hacia el mensajero de tus sueños, sólo tú.

Viene el mañana que llamas.

En tu delicada nuca

se refleja el resplandor de la luna.

Detener el tiempo en todo el mundo.

Quiero encerrarme sin embargo.

Si en poder encontrarnos los dos.

Hubiera sentido.

Yo conozco la libertad.

La Biblia para ello.

La tesis de un ángel cruel.

La tristeza empieza entonces.

Abraza la forma de la vida.

Cuando despiertes de ese sueño.

Cualquiera irradiará luz.

¡Oye, muchacho! conviértete en leyenda.

Mientras el hombre teje el amor.

Hace la historia.

Sin conseguir ser diosa.

Yo vivo.

La tesis de un ángel cruel.

Ya pronto volará desde la ventana.

Con un sentimiento ardiente y enfermo.

Si traicionas el sentimiento.

Abraza este cielo y resplandece.

¡Oye, muchacho! conviértete en leyenda.


At 9/28/2005, Txiqui said…

Hola Niña!

Me ha gustado mucho el desenlace final. La leyenda en si ya es muy bella, y tu la has descrito estupendamente. Te ha quedado una historia preciosa. Sigue así!


At 9/28/2005, mia said…

Todo lo que comente quedará como maquillaje barato encima de un rostro bonito de per se. Simplemente me ha encantado.


At 9/29/2005, I Fought The Law said…

Lillith mola!


At 9/29/2005, marquinho said…

hola lillith. circulando sin sentido. caminando por primera vez por la ramita de colibrí. un saludo.


At 9/29/2005, Cristian said…

Preciosa.....no hay mas palabras para describir la belleza impresa en esa historia.Komo kon el resto de relatos, me he emocionado.Esta historia, al ser muxo mas larga, tiene un poko mas de todo.Erotismo, belleza, pasion,...
Me ha enkantao la manera komo has tratao la historia, y si algunos la han manipulado para kualkier kosa, pq no hacerlo tu para hacer de ésta una historia mas bonita aun de lo k es???
Sigue escribiendo, k ya tengo ganas de ver kon k me sorprendes ahora xD
1 Besazo.


At 10/02/2005, raul said…

Realmente te ha quedado genial, enhorabuena. Me ha encantado leer sobre la famosa Lillith .

Tal vez te suene raro, pero me ha sorprendido mucho enterarme de que el arbol de las manzanas "malvadas" se llamaba "arbol de la ciencia".










El tema es bíblico. Las "casualidades" abundan aunque "Dios no juega a los dados con el Universo" y solo haya una cosa más grande e infinita que el cosmos: la estupidez humana".


Además, "se llamará varona" ¿no te jode?

Heliodoro. dijo...

¿En qué foro lo publicaste? ¿De qué cantautor era?
(De momento a algunas de mis amistades les has llamado mucho la atención a raíz de que publicases los comentarios en mi blog: www.heliodoro.wordpress.com)
Que por cierto, hubo dos comentarios que no publiqué porque no los entendí plenamente y podían llevar a malos entendidos. Si los recuerdas, verás porqué luego de que hemos hablado.
Te pongo la letra de Pedro Guerra.

LETRA DE LA CANCION PEDRO GUERRA - LILITH (HIJAS DE EVA)

¿Quién fue la primera mujer
la que se hartó de vivir para Adán
y se marchó del Eden?
¿Quién fue la mujer que pasó
del paraíso del bien y del mal
y sin pensarlo se fue?
Ni heroina, ni princesa,
ni voluble, ni perversa,
crece libre y no se deja
someter.

¿Quién fue la mujer que también
surgió del polvo y la arcilla y no fue
hueso del hueso de Adán?
¿Quién fue la mujer que creció
en la subversión y no quiso entender
el sexo sin libertad?

Ni heroina, ni princesa,
ni voluble, ni perversa,
crece libre y no se deja
someter.

Lilith fue la primera mujer,
Lilith fue la primera mujer,
la primera mujer.

¿Quién fue la mujer que cansada
de vivir infeliz y atrapada
se decide a volar?
¿Quién fue la primera mujer
que independiente en su forma de ser
no se dejó gobernar?

Ni heroina, ni princesa,
ni voluble, ni perversa,
crece libre y no se deja
someter.

Lilith fue la primera mujer,
Lilith fue la primera mujer,
la primera mujer.

Un abrazo mi niña.

www.heliodoro.wordpress.com