11 de septiembre de 2007

VENITE CONMIGO.






VENITE CONMIGO.




Si me dijeras “Venite conmigo”
lamería el blando camembert
de tus labios exangües.
Secaría el sudor de tus pies.
lirios descalzos,
con mi lengua de ratón sediento.
Pondría rosas en las tumbas
de los amantes desconocidos
y sol en los almacenes
de los veteranos de guerra.
Adoraría a vírgenes, hechiceros y magas,
dando gracias
a suicidas y demonios,
al Rey de Inglaterra
al bastonero de las escolleras,
a tu nuca
de tan minúscula santidad.
Sería el leño del quebracho
que atiza el fuego
de la conjurada salamandra,
la endecha elemental,
el tumulto de las caravanas circenses.
Pagaría mis impuestos,
hasta los más injustos.
Dejaría de correr maratones
contra pájaros cautivos
y sobre todo, sobre todo,
dejaría de vivir en tiempo condicional
de rocíos de ópalo
para estancarme
en las aguas trascendentes
del lago incondicional.

18 comentarios:

claudia dijo...

hola!
sabés? debo estar muy triste, aunque me ría, y quiera pensar que sólo estoy triste y no muy...porque al leer este poema, me puse a llorar, porque la verdad, yo haría exactamente lo mismo, sobre todo eso de adorar vírgenes, hechicero y magas, que no creo ni que me paguen, jaja


hermoso, simplemente...

te dejo uno de los poemas que le escribí a este niño, que si me dijera "venite conmigo" haría todo eso y mucho más...
no se si está bien escrito, sólo que me gustó hacerlo para él, hace unos meses, cuando me dijo que estaba muy triste...

Donde la espera se te haga impaciencia
anudada a tu garganta y a tus ojos
no silencies tus dolores,
no los mates.
Invéntate una nube de miradas
esperando en un cielo ya muy rojo
la luna blanca la luna blanca


Mécete en el viento como un grillo
arrullando las palabras de tu historia
Revive los recuerdos de memoria
cuando tus ojos aún estén sin brillo
En algún lado alguien se inventa
la palabra que no existe,
pero nace,
ocultando su tristeza,
y aparecen
dibujadas las sonrisas de tu niño
aquel que fuiste y ahora llora
necesitando los brazos de tu infancia
esperando que aparezcan los ausentes


del ayer, del mañana...y del ahora

si no te molesta, luego te envío otros
un abrazo

espero no te moleste te agregue a mi lista de blogs, un beso

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

clau: paso a responder por tu sitio.

Tu poema es bellísimo y adoro que mis amigos/lectores vengan a compartir los suyo aquí.

Un abrazo.

"En algún lado alguien se inventa la palabra que no existe"

Ricardo dijo...

Lucía, quiero expresarte mi admiración. Me encantó todo lo que leí en este blog, lo descubrí por casualidad, y realmente es de lo mejor que he leido en mucho tiempo.
Un gran saludo y éxitos!!!

cacho de pan dijo...

labios de camembert?
no me gustaría besar algo así.

Gabriela dijo...

Lucía: me dejaste sin palabras, y mil veces me puse celosa por las ganas que me dieron de que hubiera dicho tan sólo algunas vez "¡VENITE CONMIGO!".
emocionante poema.


muy emocionante también el de claudia.


un abrazo.

Gabriela dijo...

tambien te agrego a mi lista, sólo para seguirte de cerca.

Rober dijo...

Hermoso poema :D asi que estuviste en merlo? yo soy de por ahi cerca, muy buen blog, nos vemos.

Vill Gates dijo...

Los amores incondicionales son los mejores, los que hacen que uno de olvide de sí para pensar solo en el otro. Que difícil...

Hermoso Lucía. Pero creo que es tu penitencia por esa cosa HORROROSA que escribiste ayer.

Pero:

Si acaso así me quisieras
a nada me sabrá el vino.
Los colores el hastío,
serán solo al contemplarte.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

gracias a cacho de pan, ricardo, lucía, gabriela, rober, vill...

me llena de felicidad poder leerlos y compartir los poemas.

Respecto del rap de ayer, mi querido Peter: tendrías que tener más sentido del humor y reírte de estas cuestiones escatológicas.

No es mi estilo habitual, pero es que todo lo que uno produce es parte de su estilo habitual.
Somos todos esos seres fragmentarios unidos por la Fronosis peripatética.



Apuntate ésa, iujuuuuuuuu.

Anónimo dijo...

La realidad es una cárcel imposible, como el lenguaje. Lo importante no es aprehenderla ni decodificarla, sino percatarnos cómo funciona ese mecanismo donde cada uno de nosotros inventará su posibilidad vital. Esta posibilidad no necesariamente es la afirmación de la vida, en su concepto más simple, sino esa posibilidad que necesitamos para seguir respirando, así sea en la semi asfixia. Siempre hemos buscado trastocar la realidad, destruirla y desenmascararla para habitar en la desfascinación perfecta. En un estado de nostalgia perpetua donde solo la Verdad es la única realidad posible. Víctimas de nuestros propios afanes, nos entregamos a la búsqueda de nuestra libertad, en un juego de relaciones enraízadas en la desesperación. La poesía es la única que puede crear a partir de la desfascinación. La poesía no emplea la realidad y el lenguaje, sino los reinventa. Se desplaza por todos los planos para no ser una mera copia de las emociones. La poesía desborda la realidad, así sea difícil asumir una posición donde la realidad aparente ir más allá de nosotros mismos.
La realidad no destruye al hombre, la realidad no somete mediante las circunstancias, es uno el se que ha quedado maniatado porque no ha aprendido a asumir esa posibilidad vital: vivir en el deslumbramiento constante que significa la poesía. Asumir la poesía es ir hacia todos los límites, así eso signifique cientos de navajas que se pegan a nuestros cuerpos o un delirio constante

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Buscando por la red, encuentro que este magnífico texto sobre poesía pertenece a Jorge Hurtado, Perú.

http://primerfestivalpaisimaginario.blogspot.com/2007/08/responden-los-imaginarios.html

Tal vez nuestro amigo "anónimo" lo quiso compartir porque es muy bello.
Nos gusta que se diga el autor de tanta apreciación digna de encomio.

Un abrazo.

Edurne dijo...

Pues a mí me ha encantado la poesia y los labios de queso camembert, aunque los hayas tenido que dejar sin sangre. Un saludo.

Monica dijo...

Querida Lu, te conocí pasando por el blog de Claudia.
Bueno mira, que mujer no sería capaz de ser un leño que arde por el amor de "ese" ser querido, ese que una vez nos hizo sentir bellas amazonas, capaces de romper las nubes, con un solo movimientos de nuestras manos, que hizo que nuestro cuerpo se volviera mórbido, tierno, caliente, que los ojos nos brillaran hasta iluminar, que hizo que la gente nos preguntara, que tenés ?? estás distinta... y estábamos distintas...nos sentíamos poderosas....únicas...
Bellísimo
Besos

Cromatica dijo...

Tu poesia tiene mucho peso y mucha fuerza, gracias por tus controversiales comentarios que provocan venir a leerte.

Saludos internacional argentina!

Isabel Chiara dijo...

Es hermoso dejar de correr maratones contra pájaros cautivos, la inmovilidad no es buena para el amor. Envidio la capacidad de transformar las palabras (hilvanándolas, bordándolas, cosiéndolas) en obras inmortales.

Un fuerte beso Lucía.

claudia dijo...

sabés que me fascina de este mundo tan particular de los blogs??
que no sólo se disfruta (a veces) de ellos, sino también de los mensajes que dejan...algunos son pura poesía y sentimiento
me encantaron los que te han dejado

un abrazo Lu

FILIPPIDES dijo...

Gracias por las críticas, no pensé que alguien se tomaría tanto tiempo en hacerlas, aunque las risas no las comparto.

Makiavelo dijo...

Corres grave peligro con este poema, “Venite conmigo”
me imagino a más de uno visitándote en el balcón de geranios a la luz de la luna, entregándose todito. Pelín provocativo, creo que te aprovechas de las distancias que obliga la red.

Por otro lado qué gusto da visitarte y ver el patio tan concurrido y tan lleno de poetas,
creo que al "cacho de pan" deberías huntarle un poco de camembert, y comérrrrtelo.

Alegría, alegría
que viene la Virgen María
pa besar a la jauría
y sacar a toíto el mundo
de la puñetera apatía.

Disculpa es mi primer poema.