5 de octubre de 2007

MIS OÍDOS.






Salvador Dalí.
Mujer en la ventana.


MIS OÍDOS.



I-
Mis oídos
se preservan
cuando
escucho las sirenas
que silban en la noche.

He cerrado las ventanas,
las cortinas
no reflejan la luz del plenilunio.

Los cobardes silencios
están preñados
en la dulce espera.

Los paréntesis
se han hecho acústica,
para cumplirlos.

¿A quien molesta mi canto?

Nadie gana en los contrarios,
Todos perdemos en la contingencia.

Hay quien elige cambiar sus geografías
hacia un paisaje execrable.



II-


Date prisa,
incógnita.
pero no me llames ahora,
duda añeja,
tortuosa e imperfecta,
que estoy perdida,
más perdida de lo que soy
y he sido capaz de ser;
más tenue
en la blanda pesadilla
de la chiquita que soñaba
con descubrir la teoría
de los universos infinitos,
en sus ojos de cordero,
y mientras tanto.
lo único que bosquejaba,
y dibujaba en los márgenes
(de lo anodino encantado)
eran esos caracoles,
espiralados,
en batallas patentes,
de tinta azul
o sangre de calamares,
de arrozales, generales,
liminares, nunca males,
elementales penares
de arrabales;
y valientes,
que resultan inconscientes
ejercicios no lineales
de los ripios más urgentes,
de los versos más fatales.

9 comentarios:

Gerardo Omaña dijo...

Como me alegra... ¡y como!
saberte definida con tu propio aroma,
saber que tramontas más allá de tus ojos
el inmenso azul y las espumas de las bravas olas.

Saberte un río de dulces aguas
donde llegando al mar se vuelven acuarelas,
los peces de tus palabras.

Saber que un ángel silencioso cuida de tu alma
para que sensible escuches el silbido del viento
como un roce posándose en tus labios.

Como me alegra... ¡y como!
saber que aún trémula hoja, puedes amarar con suave brisa
sobre las mansas aguas de mi alma.

Y me alegra saber que en la distancia de tantos infinitos
unos versos sin rostro pletoritas de ensueños
lleguen a ti... sin ser delito.

Hoy quiero que recibas mis besos en tu alma.

Monica dijo...

Un poema en azul, que también mira a traves de las ventanas de nuestros sentidos.
Vuela tu imaginación hasta horizontes increíbles y lo plasmas en la palabra justa.
Besos

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

gracias por tu bello poema, gerardo.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

moni: siempre tenés una palabra cálida que me levanta el ánimo cuando se me acaban las palabaras y prometo que éste será el último poema de la serie.

MANDALAS POEMAS dijo...

Hola, por aqui deleitandome con el contenido de tu blog. Felicitaciones.
Te invito muy cordialmente a que visites el mio donde están consignados mis poemas.

www.mandalaspoemas.blogspot.com

Un abrazo desde Barranquilla, Colombia.

Víctor González Solano

Vill Gates dijo...

Ánimo lluvioso, no desesperes,
la luna traerá su brillante calidez,
solo para que te veas en ella.
¿Por qué no te bastan las palabras?

Dulce dolor de soledad habida.
Cuenta regresiva, cadencia de tic tac.
No mires, solo sueña con la noche.
Espera, espera, que todo cambiará.

Ya sabés que no escribo demasiado bien, pero es un regalo que sé que no despreciarás.

Muy bonito todo.

Vill Gates dijo...

Un día le dije a Podeti lo mismo que te voy a decir ahora:

No te das cuenta lo que das cuando escribís lo que escribís y cómo lo escribís.

No te das cuenta. Solo allá arriba lo sabrás.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

no me avergüences ni me mandes "allá arriba" todavía.

Un beso y gracias.

Gabriela dijo...

muy bello Lucía.

mis últimas noches han sido de insomnio, y como quisiera callar mis oidos, de una vez y dejarme dormir...


saludos.