29 de junio de 2007

PUESTA DE SOL


PUESTA DE SOL.


A medida que nos hacemos más sabios
se evapora el diluvio
de nuestra memoria lingüística.

Caudal sin lecho ante la luz,
timonel perdido en la irreligiosidad
narcótica de borrasca,
que nos eyecta y nos anega
hacia un Dios, que antes fuera:
innombrable/
inmarcesible/
inenarrable/
ineludible/
inefable/
inaccesible/
in-contemplable/
inexplicable/
insustituible/
ineluctable/
insospechable/
insondable/
insolente
e
inasible
y ahora,
es apenas,
puntual nube de paso.

Acaso el miedo
resida en la palabra
y no en la puesta de sol.

5 comentarios:

queti dijo...

Entre a mi blog y deme el honor de comentar, pero escríbase más de una línea, como es característica suya. Le mando un abrazo.

vill_gates dijo...

Me golpeó lo de la nube de paso.
Es que esa es tu visión del absoluto?
No tiene nada de reprochable. E incluso puedo entenderlo pero,
solo quería saber.

O, como otras veces, será que no entendí.

No siempre hace falta saber.
Tal vez la poesía no deba ser siempre comprendida. Esa nube podría dar vueltas en mi cabeza y perdurar, lo poco que las cosas perduran en las inquietudes de los hombres.

Saber, es de mortales.
Conocer, es de la eternidad.

Gracias Lucía por hacernos pensar en estas cosas. Por eso te califico de subversiva; revulsiva de las ideas sutiles.
No cualquiera es capáz de herir sensibilidades.
Hablo de esas heridas que proferían los médicos antiguos, sangrías, que le llamaban, para intentar quitar los humores malignos con ánimo de curarnos.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

El poema apuesta a que Dios, lejos de estar en la Palabra, es.
En nuestras vidas terrenales el concepto de dios resulta una nube de paso.

La gente pelea para imponer a su "dios" como el verdadero. Del otro lado, será el mismo para todos. En el absoluto hay DIOS, ni nubes ni politeísmos que insuflan calidad divina a la Luna o al Sol, ni monoteísmos ni Zeus, ni Yavhe, ni Cristo, ni Buda, personificados, imágenes que necesitamos como seres humanos para consagrar algo que escapa a toda lógica y por las que "inventamos" adjetivos que la apresen sin éxito alguno.
Dios existe. Definirlo es imposible.

¡Qué vergüenza, vill! Los poemas no deben explicarse.

Tu lectura siempre es la justa, porque es tuya.

Subvertir para la reconstrucción.
Al menos, lo intemtamos.

vill_gates dijo...

No quería explicación de la poesía, iba más allá y fuiste más allá de mi más allá.
No me explicaste la poesía y muy bien porque no se hace y no querías.

Tu nube no es Dios y eso es lo que quería saber, más allá de una muy buena poesía.

Ah, a propósito, tu pintura de Klimt y la extraña expresión "moderna" de su cara en la foto me dió curiosidad y buscando ya me conseguí una película que se llama "Klimt" del 2006, protagonizada por John Malkovich.
No se si estará en video. Digamos que la "obtuve" de internet.
Los derechos de autor?, tal vez los pague la nube de tu poesía...

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

no sé bajar películas de internet, lo que me preserva de cometer delitos... ya aprenderé, cuando logremos la libre circulación de los contenidos ¿no?