12 de mayo de 2007

VENÍ.









Vení.

Fernando Pessoa, por su poema Ven.





Vení.
Hagamos el ridículo
de nuevo,
grotesco adorado.
Mi portal tiene arrugas
de tanto esperarte.
Vení
como un marido desnudo.
El corazón se ha perdido
entre besos prestados,
endeudados,
mentirosos,
ázimos y espesos,
inquilinos de dioses,
voraces,
caprichosos.

y yo tengo necesidad de vos,
de tus besos simples,
coronados de seibos,
sinceros como una flauta mágica,
de un cuento de ratones,
Ansío tus manos regordetas
apoyándose en mi pecho.
Sé mi carnal,
mi carta de amor anónima.

Vive mi vida y la tuya
y la de ellos

siempre en cicatriz abierta
como un exceso de pus
que destila todo lo malo
que hubo dentro de mí.
Vení
no te olvides de extrañarme,
cuando estés conmigo y suyo,
de mirar por mi ventana
y saber de qué color son mis pestañas
ese día.
Vení
que ya nadie más que yo
abrigará tu regreso.
Vení a olfatearme
a ganarme al dominó
y al tutti fruti.
Que estoy brotada
y tu ausencia me agoniza
cada vez que te siento lejos.

3 comentarios:

Lucy in the sky with diamonds dijo...

Me encanta Fernando Pessoa.
(y por cierto, me gustaron mucho las imágines que puso en su post anterior. La de Paris Hilton es una verdedera extravagancia y no,me gusta)
Un Cariño!
Lucy.-

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

En realidad, me gustaría la opinión sobre los poemas más que las imágenes (que son tomadas de la red, como estímulo e ilustración apenas).

byrongio dijo...

Dar la opinión sobre un poema y para mi forma de ver es igual a asistir al medico e intentar explicarle lo que uno siente, aveces se acierta y otras no, sin embargo el hacer "el rídiculo de nuevo" (ante quién) y extrañar las cosas sencillas es algo que siempre es grato leer almenos sabemos que no estamos solos.

Saludos