15 de julio de 2007

LOS INDIOS






LOS INDIOS.
Primero, llegó Hernán Cortés
y los indios creyeron que era el Mesías de Dios.
¡Qué tontos eran los indios!

Poco más tarde,
sus hombres les cambiaron
espejitos de colores y chucherías
por oro, plata, maíz y tomates.
¡Qué tontos eran los indios!

Por fin, los europeos* poseyeron a las jóvenes mujeres,
les dieron bellos mestizos** a la raza
y pusieron a trabajar a los indios
como esclavos de la Corona.
¡Las indias... no eran nada tontas!



*españoles
**criollos

(palabras opcionales)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

vaya mierda

Anónimo dijo...

genial tu poema, Lucía.
Cada día nos haces más felices con tu desbordante talento.
Ese final sí que no lo esperaba.
Carmen desde Sevilla.

Laura Berra dijo...

Necesitaba una sonrisa el día de hoy, y acá la encontré. Buenísimo!!. Muchos saludos,

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Gracias a todos.
anónimo uno:
Me parece totalmente válido que no te guste, pero podrías dar alguna causa fundamentada. Siempre se aprende de los errores.
Un besito.

anónimo dos:
dos besitos.

laura berra:
ya nos conocemos, tres besitos y una sonrisa.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

LOS INDIOS.

Primero, llegó Hernán Cortés
y los indios creyeron que era el Mesías de Dios.
¡Qué tontos eran los indios!

Poco más tarde,
sus hombres les cambiaron
espejitos de colores y chucherías
por oro, plata, maíz y tomates.
¡Qué tontos eran los indios!

Por fin, los europeos
poseyeron a las jóvenes mujeres,
ellas dieron bellos mestizos a la raza
y pusieron a trabajar a los indios
como esclavos de la Corona.
¡Las indias... no eran nada tontas!











Modificado para José Luis R. Zapatero.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

228717cc-5e72-4313-9bf8-2d085bf98fad

Carta a R Zapatero