18 de agosto de 2007

LEDA Y EL CISNE.



LEDA Y EL CISNE- DALÍ.


LEDA Y EL CISNE- DA VINCI.



LEDA Y EL CISNE- TINTORETTO.


Hay varias obras de arte con el mismo tema mitológico (Dalí, Da Vinci). También hay varias interpretaciones de la leyenda. Para algunos fue fruto de la pasión, para otros una violación en el bosque. Cada uno ve lo que quiere ver.









Pareja viene de par y no de reja
pareja incandescente, no enjaulada,
pareja viene de las rocas diluidas
por la lava volcánica hecha trizas.
El cisne es un poeta haciendo trampas,
pues no dice que es Zeus en su panoplia,
su altivo cuello, su plumaje armado,
la lengua de su pico persistente
que acorrala y abisma nuestra sangre.
Y Leda es tanta Leda perforada
por deseos del haba de Afrodita,
que en pasiones crispadas morir puede.
Su despojos, sus hálitos en puja
coleccionan un gris resumidero,
recio estupro, tal vez, una ignorancia,
una pena inaudita..
¡Qué entrepaño es aquel que nos demora
en la unión con impar bípedo implume!
Arrebatos de présbitas serpientes
destituyen la fe con sus pezuñas.





Saludos poéticos para todos.

Lu.

9 comentarios:

El Guille dijo...

"Pareja viene de par y no de reja"... pero, ¿pareja viene de par y termina en reja? En fin, preguntas que solemos hacernos los nacidos bajo el signo de los hijos de Leda.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

muy lúcido, guille.
A eso apuntaba el verso. A que no termine en reja.

Makiavelo dijo...

Vuelvo para no perder de vista tu poesía,
y los recuerdos de la Santa, que al leerla en éxtasis me venían:
“...cuando me dan estas ansias por
servirle, querer hacer penitencias; mas no puedo. Esto me aliviaría mucho y alivia y alegra, aunque no son casi nada, por flaqueza de
mi cuerpo; aunque si me dejase con estos deseos, creo haría
demasiado.”


Un saludo.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

gracias makiavelo: tus palabras son preciosas. Tu nick en cambio, deja mucho que desear, ja ja.

El fin no justifica los medios. Toda guerra es un crimen. Y si por añadidura no fue declarada en pecado mortal para los ofensores.


Lu.

Vill Gates dijo...

Puede ser una reja a la que se sometan los dos voluntariamente, la única reja da cada otro.
Te parecería demasiado ese enrejamiento?
A mi no.

La llave de la reja sería una sola.

Igual entendí el sentido.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Te parecería demasiado ese enrejamiento?
A mi no.

La llave de la reja sería una sola.



Me encanta tu interpretación, vill.
Además nunca dije que no pudiera existir una sola llave para entrar y salir de casa (con varias copias por si se pierde).

io dijo...

En calles paralelas,
siempre en calles paralelas.
Tienen el cielo sin techo
lleno de goteras
y en las paredes, moho y humedad.
No es dificil de entender,
las cosas siempre se filtran;
todo es liquido y se escapa.
Entendes?
Quiero decir que
la espada tiene sangre,
pero en las calles paralelas
hay un ciervo muerto
frente al altar del dinero.
Y los faroles iluminan
pero no de cerca.












El sol es distinto en Padua.

Enjoy the feriado.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Muy bueno tu poema:

Te doy mi propuesta retocada, a ver si lo discutimos:


En calles paralelas
siempre en calles paralelas.
Tienen el techo sin cielo
habitado entre las grietas.
y en las paredes hay moho y humedad.
No es dificil de entender,
las cosas siempre se filtran;
todo es liquido y se escapa.
¿Entendés? Se escapa.
Quiero decir que
la espada no tiene sangre,
pero en las calles paralelas
hay un ciervo muerto
frente al altar del dinero.
Y los candiles iluminan
pero no de cerca.










Dame tu opinión, io.

makiavelojohn dijo...

When i was young, me gustaban El Zorro, Robin Hood, Flash Gordon y muchos más. Hoy esos personajes son merengues al lado de villanos como Aníbal Lecter o el intrépido Bush, que tienen más chance - a pesar de sus tropelías-. Por esa razón pienso que para combatir a los tan numerosos malandrines que campan a sus anchas por este proceloso mundo de las ondas marcianas, nada mejor que reinventarse como el propio demonio. Belcebú lo consideré inapropiado - sus astas y pezuñas incomodan para trastear el teclado-, así que elegí Makiavelo, con todo tipo de faltas, incluidas las de ortografía, que son numerosas, pero que no me acobardan lo más mínimo.

Un saludo makiavélico del bueno, Lu.